Cómo matar una gallina

chicken image by Dragan Stankovic from Fotolia.com

El pollo fresco hace comidas deliciosas. Ya sea frito, a la parrilla u horneado; cuanto más fresca es la carne, mejor es el sabor. Si tienes acceso a gallinas vivas, puedes tener la carne más fresca si quieres aprender a matarla.

Paso 1

Muévete rápido si planeas matar una gallina. Elige una regordeta y que se vea sana. Tómala por los costados o del cuello con ambas manos y sujétala firmemente.

Paso 2

Avienta su cuello contra algo hasta que sientas que el hueso se rompe. El objetivo es romperlo rápidamente para que no sufra.

Paso 3

Corta la cabeza de la gallina con un hacha.

Paso 4

Cuélgala por las patas y átalas con un pedazo de cinta, después átala a la rama de un árbol. Debes dejarla colgando con la cabeza hacia abajo. Esto permite que escurra la sangre.

Paso 5

Baja la gallina una vez que disminuya el flujo de sangre y caigan sólo gotas (normalmente toma de 5 a 10 minutos). Desplúmala por completo.

Paso 6

Utiliza un hacha o un cuchillo filoso y corta las patas.

Paso 7

Retira las entrañas (órganos internos e intestinos). Haz una antorcha con un pedazo de periódico. Mantén a la gallina encima de la flama, que apenas toque su piel. Esto quemará y eliminará las plumas que hayan quedado.

Paso 8

Lava la gallina con jabón y agua y enjuágala bien. Corta para servir en piezas, freír o colocar en cacerolas. Deja a la gallina completa si la vas a hornear o guisar.

Más reciente

×