Cómo hacer rosquillas Krispy Kreme

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Para algunos, las rosquillas Krispy Kreme son un placer adictivo e indulgente, sin embargo, las tiendas Krispy Kreme no siempre se encuentran en tu zona. Incluso aunque haya, comprar allí en forma habitual puede ser costoso. En su lugar, puedes recrear las famosas rosquillas en tu casa. Si bien la verdadera receta permanece como un secreto de la compañía, con un poco de paciencia, creatividad y experimentación, puedes crear unas muy parecidas a las verdaderas.

Paso 1

Lleva las 2 tazas de leche a casi un hervor, luego quítala del fuego.

Paso 2

Revuelve la 1/2 taza de mantequilla con la leche caliente, con una cucharadita de sal y una cucharadita de azúcar de los 2/3 de taza de azúcar. Deja que la mezcla se enfríe durante unos minutos.

Paso 3

Combina la taza y media de azúcar glasé, 1/4 taza de leche, 1/2 cucharadita de extracto de vainilla y 1/8 de cucharadita de sal en un tazón pequeño para hacer el glaseado. Déjalo a un lado.

Paso 4

Bate lentamente 2 cucharadas de levadura, 1/4 de cucharadita de nuez moscada, 3 tazas de harina y 4 huevos batidos en la mezcla de leche.

Paso 5

Agrega y revuelve 4 tazas de harina, mezclando hasta que se forme una masa pegajosa.

Paso 6

Amasa la masa con las manos o con el accesorio mezclador si tienes uno durante 5 minutos. Cubre la masa con una toalla y deja que suba durante cerca de una hora.

Paso 7

Amasa la masa durante varios minutos sobre una superficie enharinada y luego estírala con un rodillo hasta lograr un espesor de 1/2 pulgada (1,27 cm) con un rodillo.

Paso 8

Ponle un poco de harina a un cortador de rosquillas y corta tantas formas como puedas de la masa. Deja que la masa suba durante 30 a 45 minutos.

Paso 9

Llena una freidora, al menos hasta la mitad, con aceite y calienta a 365 grados Farenheit (185 grados Centígrados).

Paso 10

Fríe cada rosquilla durante uno o dos minutos de cada lado en una freidora profunda o hasta que cada lado esté dorado.

Paso 11

Saca las rosquillas terminadas del aceite y déjalas escurrir en un plato forrado con toallas de papel hasta que estén lo suficientemente frías como para manipularlas.

Paso 12

Sumerge las rosquillas en el glasé, agitándolas para quitar el exceso. Colócalas en una rejilla de alambre con papel de cera debajo para atrapar el goteo. Disfrútalas tibias o deja que se enfríen a temperatura ambiente.

Más reciente

×