Cómo moler el jengibre para hacer té

El té de jengibre atrae a los amantes del té tanto por su gusto como por sus beneficios medicinales. Puedes hacer el té con jengibre deshidratado o con jengibre fresco. Si lo haces con el fresco, muele la raíz con un rallador de queso o rallador microplane. El aroma picante de la raíz recién rallada despertará tus sentidos y luego de que lo prepares en agua caliente, será un sabroso té.

Corta un trozo de la raíz de jengibre de entre 2 a 3 pulgadas. No la peles.

Sostén este trozo en tu mano de manera que la parte cortada quede perpendicular al rallador o al microplane.

Con las aspas afiladas del rallador de queso o microplane ralla el jengibre sobre la tabla para cortar.

Sigue rallando hasta que tengas por lo menos 2 cucharadas de ralladuras sobre la tabla.

Toma la cucharada de la ralladura y colócala en una taza. Vierte agua caliente sobre el jengibre para preparar el té.

eHow en espanol
×