Cómo motivarse para limpiar la casa

Todos disfrutan de una casa limpia, pero a nadie le gusta limpiarla. El resultado final es siempre tan satisfactorio y destila un sentimiento verdadero de logro y de propiedad, pero incluso quien no es usualmente propenso a dejar las cosas por hacer puede ser fácilmente desviado. Sin embargo, seguir estos trucos puede ayudarte a motivarte a limpiar la casa.

Paso 1

Establece una lista realista de metas. Tomate tu tiempo al inicio de la semana para apuntar pequeñas tareas diarias. Trata de no abrumarte marcando grandes tareas que dejarás a la mitad y abandonarás. Por ejemplo, en lugar de limpiar todo el baño a la vez, propón la limpieza de los mostradores y los espejos.

Paso 2

Lista alguna ayuda de tus compañeros de vivienda. Nada te impide limpiar la casa más que saber que tienes que hacerlo. Para hacer la vida más fácil y pisar a fondo en la tarea propuesta, pasa la lista y haz que tu esposo y los niños se involucren.

Paso 3

Regálate con nuevos suministros de limpieza. Esto puede no sonar muy emocionante, pero si sales y compras nuevas herramientas de limpieza que estén diseñadas para simplificarte el trabajo, te verás más motivada. Querrás que tu dinero valga la pena con tus nuevos elementos y verás que funciona.

Paso 4

Pon la alarma y comienza el día limpiando algo. Estableciendo una tarea pequeña al inicio del día, tendrás en cuenta el resto de tareas esperando tu atención. Además, esto te motivará a hacer todo lo que puedas antes de pasar a la siguiente tarea.

Paso 5

Ponte música. Especialmente si todos los demás se han ido por el día y estás sólo tú y tu mopa, ve a tu reproductor de CD y pon tu música favorita. La música es un gran motivador, y te ayuda a pasar el tiempo limpiando más rápido.

Paso 6

Tómate un tiempo para ti (después de haber terminado el trabajo de limpieza). Motívate otorgándote una recompensa cuando hayas alcanzado determinadas metas. Tómate un café, lee una revista o pasea al perro. Te lo has ganado.

Paso 7

Planea una fiesta para la cena (pero no antes de que la casa esté limpia). Una forma segura de lanzar chispas de motivación es invitar amigos o familia para un encuentro social. Querrás que tu casa se vea estupenda, por lo que limpiarás a máxima velocidad.

Más reciente

×