Cómo usar palabras potentes en una entrevista

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Una vez que has golpeado la puerta con un buen currículum y has conseguido una cita para una entrevista, es muy importante que le des una impresión favorable a tu futuro jefe. Durante una entrevista de trabajo, existen ciertas palabras y tipos que puedes usar para lucir seguro, competente y calificado. Una palabra bien dicha y en el momento indicado te ayudará a cerrar un trato.

Paso 1

Primero y principal, es crucial poder entender qué son las palabras potentes y cómo hay que utilizarlas. Si se dicen de forma simple, funcionan como palabras descriptivas "fuertes" que hacen que tus oraciones tengan más peso y te ayudan a dar una imagen segura y calificada. Implican acción y autoridad son simplemente sustitutos fuertes para palabras comunes, pero menos específicas y evocadoras.

Paso 2

Desarrolla una lista mental de palabras potentes que sería apropiada para ti y para la posición a la cual aplicas. Por ejemplo, puedes decir que en tu último trabajo "creaste" hojas de cálculo, en lugar de decir que las "hiciste". Otros ejemplos de este tipo de palabras son: "logré", "reuní", "determiné", "instruí", "administré". Asimismo, en lugar de usar frases como "pienso" o "me gustaría", intenta usar frases que suenen más positivas como "recomiendo" o "mi objetivo es".

Paso 3

Practica el uso de palabras potentes. Reemplaza algunas palabras de tu discurso diario y observa cómo se siente. La práctica perfecciona y hará que las palabras suenen más naturales y te dará una idea de qué palabras encuentras más apropiadas y fáciles de usar.

Paso 4

Usa las palabras en tu entrevista. Trata de colocarlas de forma discreta, utilizarlas con propiedad, estas palabras deben expresarle a tu entrevistador una sensación de responsabilidad, experiencia y confianza en ti mismo. Además, no quieres que tu entrevistador se distraiga por tu uso de palabras, trata de sonar natural, el uso debe ser sutil y debe fluir con facilidad.

Paso 5

Concluye tu entrevista con gracia y seguridad, y camina sintiéndote bien. El uso de este tipo de palabras potentes no es una garantía absoluta de concreción contractual, pero si es un punto a favor en comparación con los otros postulantes que utilizan un lenguaje común y corriente e insípido. En el mercado laboral es crucial contar con habilidades mejores que las promedio cuando se trata de una entrevista. Las palabras potentes te darán ventaja.

Más reciente

×