Cómo plantar dalias en macetas

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

El nombre científico de la dalia es Dahlia pinnata. Es una planta originaria del centro de México, donde se encuentra en suelos volcánicos. Le gusta estar a plena luz del sol, pero tolera una sombra parcial. Las dalias comienzan a florecer a mediados de verano y siguen haciéndolo hasta poco después de la primera helada. Las flores son de colores diversos, pero no se dan los tonos azules de forma natural.

Paso 1

Lava la maceta con agua caliente y jabón. Enjuágala con una solución de agua y lejía en una proporción 9:1 (nueve partes de agua por una de lejía). Esto es especialmente importante si vas a emplear una maceta que ya ha sido usada, ya que el lavado acabará con cualquier resto de enfermedades, organismos o plagas.

Paso 2

Elabora una mezcla con una parte de compostaje bien degradado o abono y cuatro partes de tierra para macetas. Las dalias necesitan mucho alimento y prefieren los suelos con abundancia de materiales orgánicos. El compost les proporcionará una lenta liberación de nutrientes a medida que vayan creciendo y floreciendo.

Paso 3

Coloca un pedazo de malla de alambre en el fondo de la maceta, sobre los agujeros de drenaje; servirá para mantener la tierra en el contenedor y permitirá que el agua pueda salir sin problemas.

Paso 4

Llena la maceta hasta la mitad con la mezcla que has elaborado previamente y coloca las plantas de dalia encima. Apila un poco de tierra alrededor de cada planta para que se mantenga en su sitio.

Paso 5

Llena el resto de la maceta con la mezcla de tierra hasta una o dos pulgadas (2,5 o 5 cm) del borde. De esa forma dejarás espacio suficiente para que el agua pueda acumularse sobre la tierra sin desbordarse.

Paso 6

Presiona con suavidad la tierra alrededor de las dalias y riega para que se asiente. Deja que salga el agua sobrante y lleva las plantas a una zona donde puedan disfrutar de una luz brillante.

Más reciente

×