Cómo plantar semillas de pasto en la arena

••• Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Plantar pasto a partir de semillas puede ser una tarea difícil si no eliges el tipo apropiado para las condiciones específicas del suelo en el que lo vas a poner. Ciertos tipos de pasto crecen mejor en zonas secas y arenosas, tolerando sequías y alto tráfico. El pasto sand-reed requiere un suelo muy arenoso y con mucho sol. El pasto indio nativo tolera muchos tipos de suelos, desde los arenosos a los arcillosos. Otros de los pastos que necesitan poco mantenimiento y son tolerantes a la sequía son: pasto bahía, pasto bermuda, paspalum de playa y zoysia. La mayoría de ellos pueden crecer en un suelo con arena y aguantan el alto tráfico. Las semillas de pasto, tienen varias necesidades básicas para prosperar, se les debe dar: humedad, calidez, oxígeno y luz.

Passo 1

Planta las semillas en otoño. Compra las semillas de un tipo de pasto que prospere en las condiciones del suelo y zona climática en la que estás. Las semillas vienen mezcladas o combinadas. Una mezcla contiene varios tipos de semillas de pasto juntas. Una combinación combina varios tipos de semillas de un mismo género. Se recomienda una combinación.

Passo 2

Prepara el suelo para las semillas. Remueve la tierra y limpia las rocas y la basura de la zona que vas a plantar.

Passo 3

Desparrama acondicionador de suelos y fertilizante. Usa un arado para romper el suelo y mezcla los aditivos. Pasa el rastrillo para nivelarlo y luego el rodillo para compactarlo.

Passo 4

Desparrama las semillas. Pasa ligeramente el rastrillo y para el rodillo por segunda vez. Esto cubrirá a las semillas con una ligera capa de tierra.

Passo 5

Cubre el suelo con un material como mantillo o paja para ayudar a las semillas a mantener la humedad.

Passo 6

Durante el primer mes o dos, riega varias veces por día por 15 minutos por vez, hasta que las semillas estén bien establecidas y hayan comenzado la germinación.

Más reciente

×