Cultivo de tulipanes: semillas vs. bulbos

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La mayoría de los jardineros cultiva tulipanes a partir de bulbos, órganos de almacenamiento creados por algunas plantas para acumular energía y protegerse del calor o la sequía. Los bulbos de tulipanes se plantan en otoño y florecen en primavera. También puedes cultivar estas flores a partir de semillas, pero es mucho más difícil. Las semillas tardan muchos años en producir flores y los tulipanes propagados mediante este método tienen un color y un tamaño diferente de los esperados.

Cultivo a partir de bulbos

Paso 1

Planta los bulbos a 8 pulgadas (20 cm) de profundidad, en un suelo bien drenado. Para obtener mejores resultados, planta los tulipanes en un lugar donde reciban sol pleno.

Paso 2

Riega los bulbos después de plantarlos.

Paso 3

Cubre el suelo con una capa de 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) de mantillo orgánico, como por ejemplo de virutas de madera o paja de pino. Esto ayuda a aislar el suelo y conservar su humedad.

Paso 4

Riega otra vez después de que aparezcan los brotes, si es necesario. Si el suelo está seco, riega abundantemente.

Cultivo a partir de semillas

Paso 1

Recolecta las semillas cuando estén secas y blandas. Déjalas secar sobre una malla.

Paso 2

Almacena las semillas en el refrigerador durante al menos 90 días.

Paso 3

Siémbralas a principios de otoño, cubriéndolas levemente con suelo o compost. Elige un lugar que reciba sol pleno. Riega hasta que el suelo esté húmedo, pero no empapado.

Paso 4

Aplica mantillo compuesto de turba u otro material orgánico similar para proteger las semillas.

Más reciente

×