Cómo preparar una margarita helada casera

••• Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

La margarita helada es el trago perfecto para beber en una fiesta, una noche en casa o en una barbacoa. Mientras que pedirla en un bar puede ser bastante costoso, hacerla en casa es fácil y mucho más económico. Existen las mezclas para margaritas, pero la calidad del trago no será ni de cerca tan buena como si lo preparas desde cero en tu hogar.

Passo 1

Pon aproximadamente 2 1/2 tazas de hielo en tu licuadora para hacer una jarra de 36 onzas (1 l) de margarita helada. La capacidad de la mayoría de las copas de margarita es de unas 12 onzas (333 ml), por lo que podrás preparar cerca de 3 tragos. Ajusta las cantidades si lo crees necesario.

Passo 2

Echa 4 onzas (120 ml) de tequila en tu licuadora. Agrega 2 onzas (60 ml) de Cointreau o Triple Sec. Un tequila de buena calidad hará una gran diferencia en tus margaritas congeladas.

Passo 3

Agrega 1/4 de taza de jugo de lima recién exprimido, junto a dos cucharadas de jugo de limón. Puedes utilizar jugos embotellados ya que también funcionarán en tus margaritas heladas. Agrega 3 cucharadas de azúcar y licua. Si es necesario, agrega 1/3 de taza de agua para ayudar a que las margaritas se licuen.

Passo 4

Echa la sal para margaritas en una fuente poco profunda. Humedece el borde de las copas con agua y luego pásalos por la sal. Si no puedes encontrar sal para margaritas, la sal marina o la kosher también pueden funcionar.

Passo 5

Llena cada copa con tu margarita helada casera. Agrega una rodaja o trocito de lima para decorar.

Más reciente

×