Cómo preservar las hojas de la uva en salmuera

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Las hojas de la uva aparecen en las cocinas de todo el mundo, como en la griega, la rumana y la vietnamita. El decapado conserva las hojas recién cosechadas para su posterior uso. Tradicionales las hojas de la parra rellenas llevan arroz, especias y carne. En lugar de comprar hojas de uva en frascos, puedes hacer tus propias conservas usando una solución de salmuera.

Escaldado

Paso 1

Cosecha hojas de la plata de uva que tengan un tamaño mediano. Las hojas grandes son generalmente duras y las pequeñas se rompen con más facilidad.

Paso 2

Lleva una olla grande con agua a hervir. Mete las hojas de parra en el agua hirviendo de a una a la vez y sácalas inmediatamente después. Sumerge las hojas de la uva en un bol con agua helada para completar el proceso de escaldado.

Paso 3

Puedes apilar hasta 20 hojas de parra de manera uniforme, con el lado brillante hacia arriba. Enrolla la pila de hojas hacia un lado para crear un paquete. Átalas con hilo de algodón para evitar que se desarmen.

Preparación

Paso 1

Coloca las hojas en frascos para conservas que estén esterilizados y tengan el tamaño de una pinta. Deja 1/2 pulgada (1,25 cm) de espacio en la parte superior de los frascos. Quizás tengas que doblar las hojas para acomodarlas y poder dejar ese espacio en la parte superior.

Paso 2

Añade en una cacerola 1/4 de taza de sal para conservas, 1/4 de galón (1litro ) de agua y 2 y 1/2 cucharaditas de ácido cítrico en polvo. Lleva toda la mezcla a ebullición durante cinco minutos. Baja el fuego para mantenerlo a fuego suave.

Paso 3

Vierte la salmuera caliente en los frascos de conservas, dejando 1/2 pulgada (1,25 cm) de espacio en la cabecera.

Paso 4

Inserta un cuchillo de acero inoxidable en el tarro por el borde de las hojas de parra para eliminar las burbujas de aire atrapadas. Esto asegurará que los tarros de conserva se preserven correctamente.

Paso 5

Limpia el borde de los frascos con toallas de papel. Añade las tapas a los frascos de conservas y los anillos a rosca.

Baño de agua

Paso 1

Calienta agua para hacer un baño María, siguiendo las instrucciones que vienen en la máquina. Cubre los frascos con 2 pulgadas (5 cm) de agua.

Paso 2

Procesa los frascos durante 10 minutos en el baño María. Retira los tarros con pinzas y deja que se enfríen sobre una superficie plana, lejos de las corrientes de aire. No permitas que los frascos se toquen entre sí.

Paso 3

Comprueba que los tarros estén completamente fríos para asegurarte de que sellan. Pulsa en el centro de la tapa con el dedo. Si oyes un sonido de explosión o la tapa se hunde, entonces tendrás que guardar el tarro en el refrigerador. Puedes volver a procesar las hojas, pero tendrás que utilizar nuevos frascos esterilizados, nuevos anillos y salmuera fresca.

Paso 4

Retira las roscas de los tarros de conserva elaborados. Guárdelos en un lugar fresco y oscuro.

Más reciente

×