Cómo preparar vainas de guisantes

••• Steve Allen/Stockbyte/Getty Images

Las vainas de guisantes se pueden utilizar en diversas recetas, y comúnmente se usan en platos asiáticos. Están disponibles frescas y congeladas, y se pueden preparar de diversas maneras. Las puedes hacer salteadas, asadas e incluso comerlas crudas. La preparación más común es al vapor, después de lo cual se agregan como ingrediente a otra receta, o simplemente se comen solas como un plato de acompañamiento.

Passo 1

Limpia las vainas de guisantes con agua del grifo. Enjuágalas bien, y luego córtales ambos extremos. Déjalas a un lado para secar. Si las vainas tienen hilos, quítales la cáscara antes de cocerlas.

Passo 2

Vierte una cantidad relativamente pequeña de agua en la olla, aproximadamente 1 o 2 pulgadas (2,5 a 5 centímetros). Lleva el agua a ebullición.

Passo 3

Coloca los guisantes en la canasta vaporera mientras el agua se está calentando. Colócalos de manera que se cocinen uniformemente.

Passo 4

Pon la canasta en la parte superior de la olla y agrégale agua una vez que las vainas hayan alcanzado el punto de ebullición. Cierra la canasta vaporera y deja que las vainas se cocinen por dos a cinco minutos, dependiendo de lo crujiente que las quieras.

Passo 5

Quita las vainas de guisantes de la canasta y sírvelas. Sazónalas con sal y pimienta si lo deseas.

Más reciente

×