Cómo pulir el travertino

Aunque limpies las baldosas de travertino regularmente, con el paso del tiempo se volverán opacas. Al pulir el travertino, puedes devolverle el brillo y hacer que se vea como nuevo. La frecuencia del pulido depende del uso que se le dé. Pule los pisos de travertino cada seis a 12 meses si se encuentran en un área muy transitada. Las mesas de travertino que se usan con poca frecuencia pueden pulirse cada tres años.

Passo 1

Limpia el travertino con un paño húmedo para quitarle la suciedad y los residuos.

Passo 2

Lija las baldosas con papel de lija número 400, realizando movimientos circulares. Lija solo lo suficiente para quitar las imperfecciones de la parte superior de las baldosas. Limpia el travertino una vez que termines.

Passo 3

Lija el travertino con papel de lija número 600 para darle un poco de brillo. Ten cuidado de quitar todas las marcas del lijado anterior.

Passo 4

Termina el lijado con un papel de lija número 800. La superficie debería quedar lo más lisa posible.

Passo 5

Usa una almohadilla pulidora para lustrar el travertino hasta que quede reluciente.

Más reciente

×