Cómo quitar el calcio de una plancha a vapor

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

El agua suele contener depósitos de calcio. Ya que el agua es el componente principal de una plancha a vapor, es normal pensar que algunos de esos depósitos se adherirán al interior del artefacto. Esto es especialmente verdad si la plancha no es limpiada apropiadamente después de cada uso. Por ésto es importante decalcificar las planchas a vapor de vez en cuando para mantenerlas funcionando como corresponde.

Decalcificando una plancha a vapor independiente

Paso 1

Utiliza el producto hecho para remover el calcio para tu marca de plancha a vapor. Sigue las instrucciones que vienen con él.

Paso 2

Haz una solución de limpieza con agua y vinagre. Mezcla mitad y mitad para modelos industriales o 1/3 de vinagre y 2/3 de agua para modelos caseros.

Paso 3

Vierte la solución en la plancha y enciéndela. Déjala andar hasta que entre 1/3 y 1/2 de la solución se evaporen.

Paso 4

Apaga la plancha. Deja que la solución restante se asiente por no menos de 15 minutos y no más de 1 hora.

Paso 5

Quita la solución restante.

Paso 6

Añade agua limpia y enciende la plancha a vapor. Si funciona apropiadamente, ya has terminado. Si no, repite los Pasos 3 al 5 hasta que lo haga.

Decalcificando una plancha a vapor manual

Paso 1

Desenchufa la plancha. Quita el agua restante de la unidad.

Paso 2

Utiliza algún tipo de filo metálico dentro de la boquilla si la acumulación de calcio es excesiva. Raspa la mayor cantidad de calcio acumulado posible.

Paso 3

Limpia el calcio flojo de la boquilla con un hisopo de algodón ungido en solución decalcificante como Lime-A-Way.

Paso 4

Enjuaga el exceso de producto de la boquilla utilizando hisopos de algodón y agua limpia.

Paso 5

Vuelve a llenar la unidad con agua y enciéndela. Si funciona como debería, termina tu limpieza en este Paso. Si no lo hace, prosigue con el siguiente paso.

Paso 6

Desarma la unidad. Coloca las partes que no son eléctricas en una solución decalcificadora como el vinagre. Déjalas en remojo por no menos de media hora y no más de 4 horas.

Paso 7

Enjuaga la solución con agua y vuelve a armar la unidad.

Más reciente

×