Cómo recalentar comida frita y hacer que sepa delicioso

••• Creatas Images/Creatas/Getty Images

La comida frita es crujiente y suave cuando está fresca, pero puede ser difícil de recalentar sin que se vuelva mojada y correosa. Por ejemplo, los hornos de microondas calientan las moléculas de agua en la comida, lo que genera vapor y arruina la textura y sabor de los alimentos fritos. La mejor manera para recalentarla y hacer que sepa deliciosa es hacerlo con calor seco, como en un horno.

Passo 1

Coloca la rejilla a la mitad del horno. Precaliéntalo a 400ºF (200ºC).

Passo 2

Rocía la hoja para hornear con el aerosol para cocinar antiadherente. Este evitará que la comida se pegue y aporta una pequeña cantidad de aceite para refrescar lo crujiente.

Passo 3

Acomoda la comida en la hoja para hornear manteniendo 1/2 pulgada (1,25 cm) de espacio entre cada pieza. Si estás recalentando porciones pequeñas, como papa fritas, puedes acomodarlas juntas, solo asegúrate de que no se estén tocando.

Passo 4

Rocía sobre la comida con el aerosol para cocinar.

Passo 5

Calienta la comida en el horno de 15 a 30 minutos. Utiliza las pinzas para voltear el alimento a la mitad del tiempo, para que quede crujiente por ambos lados. Estará lista cuando ambos lados se encuentren crujientes y el centro esté caliente.

Passo 6

Transfiere la comida a una servilleta para que absorba cualquier exceso de aceite.

Más reciente

×