Relajar los músculos faciales de forma natural

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Algunos practicantes de cura natural dicen que los músculos faciales estresados pueden ir de la mano con los dolores de cabeza, insomnio y problemas nasales. Puedes intentar algunas técnicas sencillas en casa para relajar los músculos faciales sin tomar medidas drásticas como cirugía plástica o inyección de sustancias tóxicas en tu piel.

Relajación de músculos faciales

Paso 1

Prueba con una crema facial que contenga aceite de esencia ylang ylang. Ésta no sólo cuenta con un hermoso aroma floral y con un efecto calmante, sino que ayuda a relajar los músculos faciales. Si tu crema facial no tiene ylang ylang puedes agregarle unas cuantas gotas al contenedor de la crema y mezclarlas. Asegúrate de mantenerla alejada de tus ojos.

Paso 2

Bebe un poco de té de manzanilla, un potente antiespasmódico que no sólo ayuda a relajar tu mente sino que también relaja tus músculos. Algunos spas sirven té de manzanilla a sus clientes para relajar sus músculos faciales.

Paso 3

Libera la tensión con un masaje facial. Intenta masajear los puntos de presión alrededor de los ojos, la nariz y la frente. Estimular estas áreas con masaje facial ayuda a liberar la tensión y a mejorar el tono muscular y cutáneo. El masaje facial también mejora la microcirculación y ayuda a estimular la producción de colágeno. Masajear tu cuero cabelludo también ayudará a relajar tus músculos faciales. Intenta los masajes para manos, pies y para tu cuerpo mientras lo haces.

Paso 4

Practica el yoga con regularidad. Aprenderás a mantener tu cara relajada aunque te sientas estresado a causa del esfuerzo físico o emociones intensas. Una vez que te acostumbres a la clase de yoga será mucho más fácil que también te acostumbres a una clase de yoga en el exterior. El yoga reparador te ayuda a relajarte de forma profunda y la tensión en tus músculos se relaja. Si intentas relajar los músculos de forma consciente en todo tu cuerpo, incluyendo tu cara, será más efectivo.

Paso 5

Intenta usar los parches faciales mientras duermes. Colócalos sobre tu frente, el área entre tus cejas, las esquinas exteriores de tus ojos y alrededor de la boca. Ponerlos ahí hace que se endurezcan para estrujar tu cara y ayuda a fortalecer esos músculos, no a contraerlos. Muchas empresas tienen versiones de dichos parches.

Más reciente

×