Remover alquitrán de las baldosas del piso

••• Comstock Images/Comstock/Getty Images

El alquitrán es una sustancia gruesa, negra que se adhiere a casi todo lo que toca, lo cual es lamentable para tus pisos. Si el alquitrán es derramado accidentalmente en tu casa, o si linóleo adhesivo a base de alquitrán se filtra fuera de la unión, generalmente se puede eliminar sin un equipo especial, trabajo pesado o productos de limpieza especializados. El alquitrán se disuelve por los aceites, por lo que la mayoría de las sustancias grasas, como la mantequilla de maní común, pueden ayudar a eliminarlo. Determina qué tipo de baldosa tienes antes de empezar, ya que eso guiará la selección de los suministros.

Baldosas de cerámica, porcelana y vinilo

Passo 1

Raspa tanto exceso de alquitrán como puedas utilizando un instrumento de borde romo tal como una varilla de agitar pintura o un cuchillo de mantequilla romo, sin dientes. Los cuchillos pueden rayar las baldosas, así que usa un pulso suave.

Passo 2

Aplica una capa gruesa de mantequilla o aceite mineral en la mancha de alquitrán.

Passo 3

Raspa la baldosa de nuevo con la herramienta de borde romo. No limpies el material oleoso en este punto; sigue trabajando con él sobre el alquitrán que no se ha suavizado.

Passo 4

Limpia el residuo aceitoso y el alquitrán flojo con una toalla de papel.

Passo 5

Aplica más mantequilla o aceite en la baldosa si el alquitrán permanece. Deja reposar durante unos minutos y luego raspa el resto de la mancha.

Passo 6

Humedece un paño limpio con limpiador desengrasante de pisos.

Passo 7

Limpia el residuo oleoso con el limpiador, girando el trapo con frecuencia, hasta que el aceite se disuelva.

Passo 8

Enjuaga el trapo con agua corriente y limpia el piso para quitar todos los rastros de limpiador.

Baldosas de linóleo

Passo 1

Aplica cinta de enmascarar alrededor del perímetro de la mancha de alquitrán. Esto ayuda a prevenir la propagación de la mancha.

Passo 2

Raspa la mayor cantidad de alquitrán que puedas con una herramienta de raspado de madera, tal como una varilla agitadora de pintura o una varilla de madera; las herramientas de metal pueden marcar el linóleo de forma permanente.

Passo 3

Humedece un trapo blanco con alcoholes minerales sin diluir o trementina. Los disolventes pueden causar que los trapos de cualquier color dejen manchas en el linóleo.

Passo 4

Limpia el alquitrán dentro del contorno encintado con el trapo húmedo. Gira el trapo con frecuencia a revelar una parte limpia, lo que ayuda a evitar que vuelva a depositar o esparcir la mancha de alquitrán. Cambia a un trapo limpio cuanto sea necesario, si el primero queda cubierto de alquitrán. Continúa hasta que se haya eliminado todo residuo de alquitrán.

Passo 5

Humedece un paño limpio con agua corriente. Limpia el piso adentro de la línea encintada, volteando el trapo con frecuencia.

Más reciente

×