Cómo remover depósitos de calcio de las baldosas de una piscina

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Las manchas de calcio, a veces llamadas sarro, ocurren alrededor del borde superior de una piscina y se ven como depósitos ásperos grises o blancos. Usualmente son causados por aguas duras o filtraciones cercanas del mortero de las baldosas. Si lo dejas allí puede ocasionar manchas permanentes en las baldosas al igual que hará que la piscina se vea fea y sucia. Remover los depósitos de calcio de las baldosas requerirá de un poco de grasa de codo.

Paso 1

Drena el agua de la piscina para exponer de 6 a 10 pulgadas por lo menos, y que así tengas fácil acceso a las áreas manchadas con calcio. Esto también te permitirá limpiar el calcio sin depositarlo en el agua de la piscina.

Paso 2

Arrodíllate junto al borde de la piscina o métete en ella si no te importa mojarte. Coloca el cepillo para baldosas de cerdas duras sobre los depósitos de calcio y frota las baldosas usando movimientos circulares para liberar los depósitos.

Paso 3

Limpia la baldosa con un trapo o toalla de papel para remover el calcio que aflojaste. Examina el área para ver si todo el depósito salió y usa una piedra pómez para fregar los restos en movimientos circulares suavemente.

Paso 4

Limpia el área nuevamente con el trapo. Repite el proceso para limpiar alrededor del perímetro de la mesa y remover los depósitos de calcio restantes.

Más reciente

×