Cómo quitar las manchas de agua dura del vidrio

••• Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Las manchas de agua dura en el vidrio y en las puertas de las duchas se confunden muchas veces con residuos de jabón. Desafortunadamente, los productos que quitan los residuos de jabón no sacan las manchas de agua dura. La alta concentración de minerales disueltos como calcio y magnesio no es algo que se pueda quitar con un limpiador común. El agua dura hace que tu limpiador favorito sea menos efectivo. Tienes que atacar las manchas de agua dura con un limpiador que tenga una base ácida. Puedes tratar de limpiar las manchas naturalmente sin usar productos químicos fuertes usando vinagre y bicarbonato. Si tienes suerte, esto resolverá el problema. De lo contrario, los limpiadores de cocción de bajo olor, como el limpiador de vitrocerámica Weiman removerán la acumulación de agua dura.

Passo 1

Haz una pasta con vinagre y bicarbonato. Esta solución natural es la fórmula más barata para remover manchas de agua dura del vidrio.

Passo 2

Aplica la pasta a las manchas de agua dura usando una esponja para fregar con movimientos circulares. Trabaja en las manchas de agua dura mientras aplicas esta pasta y permite que repose por 15 minutos.

Passo 3

Enjuaga la pasta con una toalla empapada y remueve el exceso de agua con un utensilio para limpiar cristales. Si tienes suerte las manchas de agua dura serán removidas. Si las manchas han estado allí por mucho años, necesitarás limpiar el vidrio aún más.

Passo 4

Aplica el limpiador cremoso para placa de cocción al resto de las manchas de agua dura, en forma circular con una esponja para fregar. Permite que el limpiador se seque por 15 minutos.

Passo 5

Sácale brillo al limpiador seco en la placa de cocción con una toalla. El vidrio estará ahora libre de depósitos de agua dura. Deberás repetir este proceso una vez cada seis meses para mantener el vidrio libre de acumulación de agua dura.

Más reciente

×