Cómo reparar una camisa de vestir blanca que se ha vuelto amarillenta

••• Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

No hay nada más molesto que arreglarte para ir al trabajo y notar esas odiosas manchas amarillas sobre las axilas de tu camisa de vestir blanca. El sudor es el mayor culpable de las manchas en las camisas blancas, aunque la grasa y el exceso de cloro también son algunos factores comunes. No tienes porqué seguir tirando tus mejores camisas. Puedes eliminar las manchas de tus camisas de vestir utilizando una variedad de métodos y artículos del hogar, restaurándolas a su estado anterior completamente blanco.

Passo 1

Trata las manchas deforma previa, aplicando un detergente líquido oxigenado sobre la mancha y dejando que repose por 30 minutos antes de colocarla en la lavadora con agua caliente y detergente.

Passo 2

Utiliza una mezcla de amoníaco. Combina partes iguales de amoníaco y agua en un contenedor pequeño y restriégalo sobre la mancha con un trapo blanco antes de lavar la camisa como lo harías de forma regular.

Passo 3

Coloca la camisa bajo la luz del sol. El sol tiene un efecto blanqueador natural y puede ayudar a desaparecer ese amarillo de la camisa. Trata la camisa de manera previa con detergente líquido y colócala bajo el sol todo el día. Mantén la mancha húmeda al rociarla con agua una que otra vez. Toma la camisa ya por la tarde y colócala en agua fría.

Passo 4

Prueba una pasta de bicarbonato de sodio combinando 4 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1/4 de taza de agua. Aplica la pasta sobre las manchas amarillas y déjala reposar por lo menos por dos horas. Agrega 1 cucharadita de vinagre blanco sobre la mancha y restriégala suavemente antes de meter la camisa a la lavadora, para lavarla como de costumbre.

Passo 5

Agrega una aspirina disuelta y crema tártara sobre la mancha. Aunque se utiliza comúnmente para calmar el dolor, los ingredientes activos de la aspirina también ayudan a combatir las manchas. Combina dos aspirinas aplastadas con 1/2 taza de agua y 1 cucharada de crema tártara. Restriega la mezcla sobre las áreas manchadas de tu camisa utilizando un cepillo de dientes y déjala reposar por 20 minutos. Enjuágala y lávala como de costumbre.

Passo 6

Utiliza peróxido de hidrógeno sobre la mancha, ya que reacciona efectivamente a las proteínas del sudor rompiéndolas. Mezcla partes iguales de agua y peróxido de hidrógeno en un contenedor y viértelo sobre las áreas manchadas. Déjalo reposar por 30 minutos y lava la camisa con agua fría. Repite con más peróxido, si la mancha persiste.

Más reciente

×