Cómo sacar el olor a quemado de un microondas

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Todo el mundo ha tenido un accidente durante el uso de un horno de microondas al menos una vez. Si has quemado una bolsa de palomitas de maíz o dejaste un plato de sopa hirviendo por mucho tiempo, el olor puede ser implacable. Sin embargo, no tienes que cambiar todo el aparato para deshacerte del olor. Hay una serie de consejos y trucos que puedes utilizar para que el microondas se vea y huela como nuevo.

Step 1

Llena un bol apto para microondas hasta la mitad con vinagre de vino blanco. Ponlo en el microondas.

Step 2

Prende el microondas a cinco minutos en alto con nada más que la taza de vinagre en el interior. El vinagre absorbe el olor, y esto eliminará la mayoría del olor original.

Step 3

Retira el recipiente del horno de microondas una vez que hayan pasado los cinco minutos. Ten cuidado, ya que el recipiente y el vinagre van a estar muy calientes. Desecha el vinagre y enjuaga el recipiente completamente.

Step 4

Corta un limón por la mitad. Colócalo en el recipiente apto para microondas, cada mitad cortada hacia abajo en el agua.

Step 5

Llena el recipiente con agua suficiente para cubrir al menos la mitad de limón. Coloca el recipiente en el microondas.

Step 6

Prende el microondas cinco minutos en alto. Los jugos ácidos del limón se evaporarán y recubrirán el interior del horno de microondas, por lo que será más fácil eliminar los restos que causan mal olor. También proporcionará un aroma refrescante.

Step 7

Saca el bol con el limón del microondas.

Step 8

Llena una taza con agua y agrega al menos 2 cucharadas de bicarbonato de sodio. Mezcla por completo con una cuchara.

Step 9

Moja un cepillo de dientes en la solución de bicarbonato de sodio. Úsalo para limpiar el interior del horno de microondas y eliminar los residuos restantes que pueden ser la causa de olores no deseados.

Step 10

Limpia el interior húmedo del microondas con una toalla de papel o un trapo de platos cuando hayas terminado.

×