¿Cómo sembrar avena?

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La avena fue uno de los primeros granos cultivados por los humanos y es el tercero más importante cultivado en los Estados Unidos, aunque se utiliza más para alimentar animales que a humanos. Puedes escoger dos tipos de avena, la de verano y la de invierno. La diferencia entre ellas es que la avena de invierno es más resistente al frío y se siembra a finales del verano para cosecharla a principios del verano. La avena es perfecta para cubrir cosechas en un jardín de invierno, ya que evita la erosión del suelo, degrada a la mala hierba de sombra y, después de cosechar la avena, los tallos pueden ser cultivados directamente en el suelo.

Step 1

Selecciona un punto con suelo con buen drenado que reciba de cuatro a seis horas de sol al día.

Step 2

Planta la avena de invierno en agosto para cosecharla a mediados del verano. Planta avena de primavera a finales de marzo o principios de abril para cosecharla a finales del verano.

Step 3

Retira la mala hierba y otra vegetación del lecho de la semilla tirando de ella con la mano o cubriéndola con un plástico negro o con una manta.

Step 4

Remueve la tierra con un rastrillo o con una cultivadora hasta que el suelo esté flojo y suave.

Step 5

Difunde la semilla de avena utilizando un movimiento amplio o abanicado. Trata de tener dos semillas por pulgada cuadrada (2, 5 cm cuadrados), pero no tiene que ser exacto. Querrás evitar los puntos descubiertos rodeados por puntos densamente cultivados.

Step 6

Usa el rastrillo para mover las semillas de avena debajo de 1/2 o una pulgada () de tierra. Enterrar las semillas evita a las aves y ardillas hambrientas y asegura que por lo menos algunas de las semillas germinaran, así es que no te preocupes si algunas semillas permanecen sobre el suelo. Germinarán siempre que no sean comidas.

Step 7

Riega el lecho de tus semillas bien. mantén el lecho de las semillas húmedo hasta que la avena germine.

×