Cómo sembrar semillas de tabaco

planting the seedlings image by starush from Fotolia.com

Aunque el tabaco es fácil de cultivar, sus semillas son diminutas y debes tener cuidado cuando las siembras para no colocar demasiadas en un lugar pequeño. Para germinar, precisan una temperatura de entre 70 y 80 ºF (21 a 27 ºC). Comienza sembrando las semillas bajo cubierta aproximadamente 4 a 6 semanas antes de la última helada. Después de la siembra, suelen tardar entre 1 y 2 semanas en germinar.

Paso 1

Esparce las semillas en forma pareja sobre una bandeja que tenga una mezcla humedecida de partes iguales de tierra para maceta y turba. También puedes usar compost. Para esparcir bien las semillas, mézclalas con 2 partes de arena por cada parte de semillas. Asegúrate de que no queden enterradas porque precisan luz para germinar.

Paso 2

Coloca la bandeja en un propagador que tenga una temperatura constante de entre 70 y 80 ºF (21 a 27 ºC). Si no tienes un propagador, cubre el contenedor de semillas con una lámina de papel liviano para que las semillas no se quemen si quedan expuestas al sol. Después de la emergencia de plántulas, colócalas en un lugar donde la temperatura sea de alrededor de 55 ºF (13 ºC) para facilitar el crecimiento.

Paso 3

Mantén el suelo húmedo pero no empapado. Revísalo a menudo para asegurarte de que no se seque. No riegues directamente sobre las plántulas para no desenterrarlas. En cambio, usa una botella rociadora.

Paso 4

Trasplanta las plántulas cuando midan entre 6 y 8 pulgadas (15 a 20 cm) de altura. Colócalas separadas por 2 pies (60 cm) en un suelo fertilizado. Hazlo por la tarde o durante un día nublado para que no se marchiten. Si tienes arcilla en tu suelo, agrega un poco de turba. Riega las plantas abundantemente todos los días y asegúrate de que reciban mucha luz solar.

Más reciente

×