Cómo separar la sal del agua de mar

Taewafeel/iStock/Getty Images

Hay varias formas de separar la sal del agua, pero si estás interesado en la obtención de la sal en lugar de obtener el agua libre de sodio, el método más sencillo es la evaporación. Es un proceso relativamente simple que las personas han estado utilizando durante siglos para la recolección de este condimento. Un galón de agua de mar te dejará aproximadamente un salero lleno.

Paso 1

Recoge al menos un galón de agua de mar para que el proceso valga la pena. Si deseas utilizar la sal con propósitos culinarios o de cuidado corporal, asegúrate de recogerla de un área que sepas que está libre de contaminación y toxinas.

Paso 2

Cuela el agua a través de la muselina limpia u otra tela que permita que el líquido pase a través de ella fácilmente, elimina cualquier sedimento y pedazos de materia orgánica. También puedes utilizar filtros de café para colar el agua.

Paso 3

Coloca el agua en una olla grande y llévala a ebullición. Mantén el agua en ebullición constante para que se evapore, bajando el calor cuando el líquido se vuelva espeso.

Paso 4

Continúa hirviendo el agua hasta que la mayoría se haya evaporado y te quede una pasta espesa. Estás acelerando el clásico proceso de permitir que las piscinas superficiales de agua de mar se sequen al sol.

Paso 5

Raspa la pasta y los cristales de sal que se adhieren a la olla sobre una hoja de vidrio o de cerámica o de la bandeja para hornear.

Paso 6

Extiende la pasta de manera uniforme y ponla en el sol, en un deshidratador o en un horno suave hasta que ésta se seque en cristales de sal.

Más reciente

×