Síntomas de un perro que se cayó por las escaleras

stairs image by martini from Fotolia.com

Un perro que se ha caído por las escaleras podría exhibir varios síntomas. Las lesiones potenciales pueden diferir sobre la base de la altura y la longitud de las escaleras así como por la condición y la edad del perro en el momento de la caída. Las lesiones neurológicas, internas y ortopédicas deben tenerse en cuenta. Debes consultar a tu veterinario para evaluar posibles lesiones de tu perro.

Preocupaciones neurológicas

alley dog image by Cherry-Merry from Fotolia.com

Las caídas que resultan en una lesión en la cabeza, cuello o columna vertebral pueden causar daño neurológico. Una inclinación de la cabeza, caminar torpemente, hacer movimientos circulares repetitivos y la falta de coordinación son signos de que puede haber ocurrido daño neurológico. Las pruebas de diagnóstico veterinario como los rayos X, análisis de sangre y un examen físico son necesarias para diagnosticar específicamente el daño neurológico.

Lesiones internas

husky dog image by Grzegorz Grzeszkowiak from Fotolia.com

Un perro que ha sufrido lesiones internas puede parecer con letargo o presentar áreas del cuerpo que le duelan. El color de las encías puede variar de color rosa pálido a blanco. Su temperatura rectal puede ser más baja de lo normal, que es 100,5 a 102,5 grados (38,1 a 39,2 grados Celsius). En el caso de una lesión grave, puede incluso sangrar por la nariz, boca, tracto urinario o ano. Si observas estos síntomas, lleva a tu perro a tu veterinario tan pronto como sea posible, ya que las lesiones internas requieren tratamiento de emergencia.

Preocupaciones ortopédicas

Chien image by Vincent Duprez from Fotolia.com

Cualquier perro que se cae puede ser propenso a romperse un hueso, a un tiròn de un músculo o desgarrarse un ligamento o tendón. Dado que las lesiones ortopédicas pueden ocurrir con cualquier hueso del cuerpo, los perros que sufren este tipo de lesiones pueden mostrar una amplia variedad de síntomas, incluyendo cojera en su modo de andar o que lo haga anormalmente, dificultad para echarse o levantarse o cambiar de posición, dolor al examen físico y no tener un rango normal de movimiento.

Tu veterinario puede tomar rayos X para determinar si los huesos se han quebrado. Un examen físico y otras pruebas de diagnóstico puede ser necesarios para determinar si se ha producido daño en los tejidos blandos que implican los músculos, ligamentos y tendones.

Más reciente

×