Cómo taladrar a través de acero inoxidable

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Taladrar a través de acero inoxidable es muy parecido a taladrar a través de cualquier otro tipo de metal. Usar brocas de alta velocidad es obligatorio, pero también hay trucos para usar que facilitarán el proceso. Mucha gente ha hecho agujeros en la madera con resultados satisfactorios. Aunque taladrar a través de acero inoxidable es diferente de hacer agujeros en madera, la técnica básica es muy parecida. Aquí tienes cómo conseguir taladrar esos agujeros sin romper brocas y causar que el metal pulido se ennegrezca.

Paso 1

Sostenlo bien. Sujeta la abrazadera sobre tu superficie de trabajo. Una pinza de plástico fuerte con acción de muelle no estropeará el metal, pero una pinza en C puede servir también. Asegúrate de que la zona que pretendes taladrar sea accesible.

Paso 2

Marca el punto con una "X". Localiza el punto exacto donde quieres el agujero y márcalo con un rotulador permanente. Usa cinta para tareas pesadas para tapar la zona alrededor de tu marca.

Paso 3

Golpea con un martillo para hacer un agujero inicial. Con tu protección ocular en su sitio, usa el punzón central para hacer una honda depresión en el metal. Sosteniendo firmemente el punzón en tu marca, húndelo bien con tu martillo una o dos veces para fijar la diminuta punción. Ésto evitará que la broca se deslice lejos de tu objetivo mientras taladras.

Paso 4

Usa un proceso de dos brocas. A menos que tengas una prensa de taladro, agujerear a mano el metal suele ser un proceso de dos pasos. Para empezar, instala una broca a mitad del tamaño del diámetro del agujero que necesitas. Por ejemplo, si necesitas un agujero de 1/2 pulgada (1,2 cm), empieza con una broca de 1/4 de pulgada (0,6 cm) y taladra de nuevo para terminar el trabajo. El metal más fino, por ejemplo, de menos de 1/8 de pulgada (0,3 cm) de grosor, puede permitir el uso de una sola broca para cumplir la tarea.

Paso 5

Pon varias gotas de aceite lubricante en la depresión que hiciste con el punzón central. Con tus guantes y la protección ocular puestos, y la protección para los oídos en su sitio, sostén tu taladro perpendicular a la abrazadera, inserta la punta de la broca en el agujero y empieza a taladrar. Tira despacio del disparador hasta que la broca gane velocidad de rotación, con cuidado de mantenerla en el objetivo. Por último, la broca ganará y habrás hecho el agujero de 1/4 de pulgada (0,6 cm). Cambia de broca y empieza de nuevo.

Paso 6

Límpialo. Una vez que hayas hecho el agujero, limpia el exceso de aceite lubricante con un trapo. Mientras lo haces, notarás que la parte trasera de la abrazadera es bastante áspera. Usando una lima de metal, reduce los bordes irregulares del agujero con cuidado de no dañar la abrazadera. Si es necesario, aplica más cinta para tareas pesadas para cubrir la zona.

Más reciente

×