Cómo saber cuando un tomate se ha estropeado

Creatas Images/Creatas/Getty Images

Los tomates se utilizan en una amplia variedad de recetas y también son un snack nutritivo entre las comidas. Como con otras frutas y verduras, un tomate está bueno durante una cantidad determinada de tiempo. Cuando pase este tiempo, no se recomienda comer el tomate ni agregarlo a una receta. Inspecciona a fondo el interior y el exterior de un tomate en busca de signos que se ha puesto malo para evitar que tú y otras personas se enfermen.

Paso 1

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Observa el color del tomate. Si no es de un color rojo sólido o si ves alguna decoloración, debes tirarlo.

Paso 2

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Busca grietas, manchas de moho, áreas hundidas u otros daños en la superficie exterior del tomate. Todos estos indican que el tomate está malo.

Paso 3

Tay Jnr/Digital Vision/Getty Images

Agarra, no aprietes, el tomate. Un buen tomate es lo suficientemente firme para que no se hunda cuando lo sujetas. Tira el tomate si parece blando.

Paso 4

Pixland/Pixland/Getty Images

Huele el exterior del tomate. Un tomate malo huele a rancio y es desagradable.

Paso 5

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Corta el tomate por la mitad. Siente el interior del tomate. Tíralo si su interior es viscoso.

Paso 6

Inspecciona el interior del tomate en busca de manchas de moho, áreas descoloridas u olores rancios. Desecha el tomate si notas alguna de estas condiciones.

Más reciente

×