Cómo hacer una torta con forma de dinosaurio

Una deliciosa torta tridimensional con forma de dinosaurio seguramente les encantará a los integrantes de tu familia que aman a los dinosaurios. Es una perfecta torta de cumpleaños. Puedes crear esta monstruosa delicia en tu propia cocina, con un poco de esfuerzo creativo.

Hornea dos tortas de 9 pulgadas de diámetro. Déjalas enfriar por completo. Sácalas de los moldes.

Haz por lo menos 6 tazas de cobertura de crema de manteca. Colorea la cobertura, quizás de un verde fuerte o violeta, o divídela y usa dos colores contrastantes.

Corta una de las tortas por el medio, colocando las dos mitades con los bordes cortados hacia abajo. Corta la otra por la mitad y una de las mitades córtala en cuartos; estos cuartos serán las patas. Corta una cola del borde redondeado de la otra mitad y usa lo que sobre para darle forma a la cabeza. Arregla todos los bordes, redondeando las esquinas. Pega las piezas con cobertura, usando los palillos de madera para asegurarlas.

Cubre la torta con pan rallado o cúbrela con una fina capa de cobertura. Colócala en el congelador por lo menos por una hora antes de seguir.

Saca la torta del congelador y quítale los palillos de madera que mantenían las partes juntas y tíralos. Aplícale a toda su superficie una capa generosa de cobertura.

Usa los cuadrados de chocolate para formar los picos de la espalda y la cola del dinosaurio. Puedes hacer una sola fila de picos o puedes hacer dos. Usa pequeñas grageas de gelatina blanca para marcar las uñas de las patas y grageas rojas para los ojos. Para las fosas nasales, usa trocitos de chocolate. Si quieres, puedes usar también trocitos de chocolate u otras golosinas para hacer manchas en todo el cuerpo del animal.

¡Sirve y disfrútala!

Más reciente

×