Cómo hacer que tus Violetas Africanas crezcan grandes y con abundantes flores

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Pocas plantas tienen el impacto que las Violetas Africanas y con tan poco cuidado. Brindando flores de todo el espectro de colores, y hojas grandes y vellosas, las Violetas Africanas pueden iluminar aún el más oscuro de los inviernos. Las Violetas Africanas parecerían estar hechas para vivir bajo iluminación y clima artificial, ya que estas condiciones favorecen los pimpollos más hermosos y las plantas más escandalosa. A pesar de los rumores en su contra, las Violetas Africanas son fáciles de cuidar con gran éxito.

Passo 1

Planta tus Violetas Africanas en medios que contengan 1 parte de tierra, 1 parte de esfagno y una parte de perlita. El pH de la mezcla debe estar entre 6 y 6.5. Us un paquete de test de tierra para determinar el pH de la tierra. Para aumentar el pH, agrega cal. Para bajarlo, agrega sulfuro.

Passo 2

Elige una maceta que sea de 1/3 del diámetro de la planta, para que una Violeta Africana enraizada pueda florecer abundantemente. Planta la Violeta Africana con la corono justo por encima del borde de la maceta y forra el borde de la maceta con papel aluminio para asegurarte que las hojas no se pudran por exceso de humedad.

Passo 3

Riega la planta por encima o por la base de la maceta, pero usa agua tibia. Mantén la corono y las hojas de la planta secas si riegas por encima de la planta, y riega hasta que gotee por los hoyos de drenaje de la base de la maceta. Riega la base llenando una olla y dejando la plata en el agua hasta que la superficie de la tierra esté húmeda. Drena el exceso de agua sin importar el método de riego. Espera para volver a regar hasta que la tierra de la planta se sienta seca otra vez.

Passo 4

Fertiliza con cuidado. Fertiliza cuando las hojas se vuelvan de color verde claro y el ritmo de crecimiento disminuya. Usa un fertilizante soluble en agua formulado para que florezcan plantas de hogar o específicamente diseñado para Violetas Africanas.

Passo 5

En lo posible, mantén una humedad alta en la vecindad de la Violeta Africana. Pon plantas en ollas de agua y piedras para que la maceta no esté en el agua. Vuelve a regar la olla cuando el agua se evapore. Mantén la temperatura entre los 65 y 75 grados Fahrenheit (18 º y 24 º C) a la noche y 10ºF a 15ºF (12ºC a 9,5Cº) más cálido durante el día. A la noche, quita las Violetas Africanas de las ventanas para evitar que se congelen.

Passo 6

Expón a las Violetas Africanas a ventanas que den al norte o este todo el año. Pon tus Violetas Africanas bajo luces artificiales si es necesario, pero asegúrate que reciban al menos 8 horas de oscuridad cada día. Provee iluminación de 600 candelas por planta en un ambiente de luz artificial, como recomienda la Extensión Cooperativa de la Universidad de Purdue.

Más reciente

×