Cómo usar virutas de cáscara de coco para las orquídeas

••• Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Las orquídeas son plantas brillantes, elegantes y están disponibles en una gran cantidad de especies y variedades. Todas crecen mejor bajo una luz suave, indirecta, con buena circulación de aire y necesitan un medio de crecimiento orgánico y suelto. Planta o trasplanta las orquídeas en una base aireada, como las cáscaras de coco, para garantizar un drenaje rápido y una buena circulación de aire entre las raíces.

Passo 1

Trasplanta las orquídeas cuando crezcan demasiado en sus antiguas macetas. El mejor momento para hacerlo es durante el periodo de crecimiento activo. Elige una nueva maceta de arcilla, de piedra o de plástico, que tenga un agujero de drenaje y que sea de un tamaño mayor a la que tenías. Las orquídeas crecen mejor en las macetas cerradas y seguras.

Passo 2

Llena la nueva maceta hasta la mitad con viruta de cáscara de coco de tamaño pequeño, grande o mediano. Los tres tipos proporcionan un apoyo nutritivo y drenaje a las raíces de la orquídea. Los trozos pequeños proporcionan un sitio de plantación más seguro, mientras que los más grandes ofrecen una mayor circulación de aire y un mayor drenaje.

Passo 3

Pon la maceta sobre su lado y golpéala firmemente para aflojar el suelo. Quita la orquídea y sacude la tierra antigua de las mismas. Recorta las raíces rotas y podridas para estimular un nuevo crecimiento saludable.

Passo 4

Esparce las raíces sobre las virutas de la cáscara del coco y rellena el nuevo medio hasta el tope con más viruta. Esto creará una base floja y no asegurará la planta, por lo que deberás insertar una estaca de bambú junto a la planta. Asegura los tallos de la flor a la estaca con clips pequeños o ataduras suaves.

Más reciente

×