Cómo recuperar el tamaño de las chaquetas de lana luego del lavado

wool image by chrisharvey from Fotolia.com

Las chaquetas de lana son caras y no siempre es fácil cuidarlas. La lana se debe lavar cuidadosamente a mano para evitar que se encoja y que quede demasiado pequeña para usarla. Si lo haces descuidadamente o si la pones en la lavadora, es posible que se achique. En algunos casos, una chaqueta de lana encogida no se puede reparar. Puede suceder que se achique tanto que no puedes restaurarle su forma original. Sin embargo, en la mayoría de los casos, puedes seguir algunos pasos simples para resolver el problema y recuperar el tamaño original de la chaqueta.

Cómo restaurar el tamaño de una chaqueta de lana después del lavado

Paso 1

Llena una cuba de plástico o fregadero de servicio con agua tibia. Agrega una pizca de acondicionador suave para el cabello y detergente y espera a que los productos se disuelvan en el agua.

Paso 2

Sumerge la chaqueta de lana en la solución. Esto suelta y flexibiliza las hebras del tejido. Enjuaga suavemente y vacía la cuba o el fregadero. Ejerce presión sobre la chaqueta contra los costados de la cuba para quitarle tanta agua como puedas. No retuerzas ni escurras la chaqueta.

Paso 3

Apoya la chaqueta sobre una toalla limpia y seca para que absorba el exceso de humedad. Coloca otra toalla en la parte superior para que absorba más agua de la prenda.

Paso 4

Tira cuidadosamente de la chaqueta para que recupere su forma anterior. Si lo deseas, puedes usar una cinta métrica cuando le cambias el tamaño. Cuanto más tires del tejido, más delgado y más estirado quedará. Continúa haciéndolo hasta que se seque por completo, ya que de otro modo puede achicarse nuevamente.

Más reciente

×