DESCUBRIR
×

Los 10 bosques más tenebrosos

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Introducción

Desde los cuentos de la infancia, adentrarse en el bosque se asoció a lo desconocido: perderse entre sus árboles y su frondosa vegetación era sinónimo de peligro. Las hojas verdes, según los textos, podían servir de escondite para animales salvajes, brujas y cualquier criatura que, por extraña, se convertía en una amenaza. Esa misma idea se fue trasladando con los años a las películas y a las leyendas que aseguran que en determinadas florestas se registra actividad paranormal. Aquí, 10 de los bosques reconocidos como los más tenebrosos, desde la literatura infantil, el cine, las creencias populares y, por qué no, la realidad.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

El bosque de "Caperucita Roja"

Este cuento oral infantil, cuya primera versión fue recogida por Charles Perrault y más tarde por los hermanos Grimm, ya mostraba una contraposición entre el poblado seguro y el bosque peligroso. Es porque entre los árboles habitaba el lobo feroz, que podía atacar a Caperucita, quien se dirigía a llevarle comida a su abuela enferma. La madre le había advertido a la niña que no hablara con nadie por el camino, por lo que el animal representa la tentación y la desobediencia. A través de una pradera en apariencia inocente pero llena de riesgos, el relato cumple una función moralizante como muchos de los de aquella época.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los bosques que gritan

Si bien el verdadero nombre de los bosques es Derring, esta locación situada en Pluckley, en el Reino Unido, es también conocida como “los bosques que gritan”, porque, quienes lo visitaron, afirman haber escuchado lamentos estridentes tarde a la noche. Ubicadas en el condado de Kent, estas tierras, según la leyenda popular, habrían sido hechizadas por un viajero que, tras ser capturado por delincuentes, fue clavado a un árbol con una espada y gritó hasta el momento de su muerte.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Foresta Estatal de Freetown

Esta tierra, ubicada en Massachusetts, EEUU, era considerada por los nativos americanos como sagrada. Fue comprada por el Estado para ser convertida en pueblo en 1659, pero la tribu Wampanoag no habría apoyado al trato, por lo que se considera que el bosque posee una maldición. Se ha hablando de muchos fenómenos paranormales que ocurren en este sitio, entre ellos la aparición de OVNIS, fantasmas y hasta de Pie Grande. Incluso esta foresta se utiliza para prácticas militares y muchos la eligen para crímenes, sacrificios de animales y rituales diabólicos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El bosque de "El proyecto Blair Witch"

¿Quién no se ha llevado un buen susto después de ver esta película? Trata de tres jóvenes aspirantes a cineastas que viajan a un bosque de Maryland donde, según una leyenda popular, habita la bruja Blair. La excursión, destinada a filmar un documental sobre este mito, iba a durar dos días. Sin embargo, los estudiantes nunca regresaron. Si bien la película es ficcional, está filmada con un recurso amateur para que se piense que está realizada por sus protagonistas, lo que le da un efecto de verosimilitud y una dosis extra de miedo.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Foresta de Epping

Esta locación, situada en Essex, Reino Unido, es conocida por estar asociada históricamente al crimen. Se dice que Dick Turping, un famoso delincuente del año 1700, se escondía en una cueva en ese lugar. Junto a su colega Tom King, robaban a todas las personas que pasaban por allí. El reality show británico “Most haunted” realizó una expedición para buscar al fantasma de Turpin y su producción afirmó haberlo encontrado. Pero estos bosques también cobran notoriedad porque, al estar cerca de Londres, muchos asesinos de la ciudad deciden depositar allí a sus víctimas.

Ilustración: Carl Offterdinger/ Foto: Harke / Wikimedia Commons

El camino de "Hansel y Gretel"

El bosque cumple también una función tenebrosa en este cuento de origen alemán. Es allí donde dos niños son abandonados por su madrastra debido a que tanto ella como su padre eran muy pobres y no tenían con qué alimentarlos. Al principio Hansel recoge piedras para marcar el camino hacia su casa y poder regresar. La madrastra decide volverlos a llevar al bosque y el niño, que no tuvo tiempo de juntar rocas, tira migas de pan, que terminan por ser comidas por los pájaros. Perdidos, se encuentran con una bruja, quien les ofrece una casa de dulces, pero con el solo fin de comérselos después.

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Bosques de Aokigahara

Ubicado a la sombra del monte Fuji, en Japón, este denso bosque es especialmente tenebroso por la gran cantidad de suicidios que allí se concretan. De hecho, es el segundo lugar del mundo en el que más gente opta por esta drástica decisión, ya que unas 30 personas al año se quitan la vida allí. Se dice que muchos tomaron esta macabra idea de la novela “Nami no To”, que finaliza con una pareja suicidándose en el lugar. Incluso los locales realizan una macabra cruzada llamada “caza del cuerpo” para recuperar cadáveres y hasta colocan carteles para evitar que los potenciales suicidas terminen con su existencia.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Bosques de Pembrey

En este lugar, ubicado en el condado de Carmarthenshire en Gales, Reino Unido, solía haber un fuerte. Es por eso que los locales asocian al sitio con una banda de delincuentes que vivían allí y que respondían al nombre de “los pequeños hombres con hachas de Pembrey”. Ellos se encargaban de robar todo lo que podían. Muchos son los que afirman haber visto a los fantasmas de esta pandilla.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Foresta Hoia-Baciu

Conocido también como el “Triángulo de las Bermudas de Transilvania”, este bosque, situado en Rumania, es considerado uno de los más tenebrosos del mundo. En 1968, el biólogo Alexandru Sift tomó allí una fotografía de un plato volador, pero sus habitantes registraron fenómenos paranormales desde mucho antes. Es considerado un lugar diabólico y tabú, por lo que numerosos investigadores del ocultismo deciden visitarlo. Sin embargo hay quienes postulan de que de la foresta no se vuelve nunca.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Bosques de Old House

Este bosque estadounidense está situado en Matthews, un condado de Virginia tan pequeño que ni siquiera posee señales de tránsito. Sin embargo, el lugar tuvo su importancia en tiempos ancestrales y fue habitado por pre-revolucionarios durante los tiempos de la Guerra Civil. Por la historia que carga, se dice que el bosque está embrujado y que pueden verse fantasmas no sólo de soldados, sino también de sus propios caballos. Incluso se habla de tesoros enterrados y hasta de la presencia de espíritus de piratas.