Absorción de agua y nutrientes minerales para las plantas

Escrito por david kennedy | Traducido por susana margarita lópez millot
Absorción de agua y nutrientes minerales para las plantas

Planta image by Minoru from Fotolia.com

Muchas plantas tienen raíces esparcidas de forma densa a través del suelo para obtener tanta agua y nutrientes como sea posible. Algunas plantas no tienen raíces pero sólo viven en agua o en zonas muy húmedas. Aunque las plantas pueden obtener agua directamente por ósmosis, la mayoría viene de las raíces. Una gran cantidad si no todos los nutrientes de las plantas también llegan a través de las raíces. Los nutrientes no minerales como el hidrógeno, el oxígeno y el carbono se obtienen a través de la fotosíntesis.

Otras personas están leyendo

Hidratación

Una planta es en su 80 0 90% agua, con una humedad del 95% o más. Las plantas constantemente absorben y mueven agua para mantener todas sus células hidratadas. Cuando las hojas empiezan a secarse, las plantas mueven agua a través de un sistema de conductos internos llamado xilema, a través de las raíces y dentro del tallo, hasta llegar finalmente a las hojas.

Absorción activa de agua

Cuando el agua es absorbida directamente a través de las raíces, se considera absorción activa de agua. Esto es porque la absorción sucede contra el gradiente de concentración, lo que significa que las raíces requieren energía adicional para mover el agua del suelo a las raíces. La zona de pelos de las raíces es responsable de la mayoría de la absorción. Al ser estos pelos muy finos y muy densos, la superficie de absorción es tremenda.

Absorción pasiva de agua

La absorción pasiva de agua, u ósmosis, es la segunda forma en que las plantas pueden obtener agua. Un gradiente de concentración tienen a mover sustancias de altas a bajas concentraciones, para igualarla. En las plantas, cuando el ritmo de transpiración es algo, las células pierden agua. El agua se mueve luego desde las raíces a las células deshidratadas para solucionar esta deficiencia.

Suelo

La mayoría de las plantas en tierra obtienen los nutrientes a través del suelo. El suelo puede ser arena, arcilla, húmedo o seco, o una combinación de factores dependiendo de la localización geográfica. Puede tener también distintas texturas y distintos niveles ácidos. Estas condiciones determinan la disponibilidad de los nutrientes y los tipos de plantas que crecen. Por ejemplo, la arcilla es un suelo húmedo que puede tener más nutrientes y agua que arena. Sin embargo, algunas plantas funcionan mejor en condiciones arenosas.

Macronutrientes

Los macronutrientes son aquellos como el nitrógeno y el calcio que las plantas requieren en grandes cantidades. Estos pueden ser nutrientes primarios o secundarios. Los primarios incluyen nitrógeno, fósforo y potasio. Los secundarios son calcio, magnesio y azufre. Estos pueden obtenerse a través del limo, o a través de la descomposición de restos de césped y hojas.

Micronutrientes

Los micronutrientes, elementos menores o elementos de rastro, son minerales que necesitan las plantas para crecer pero en pequeñas cantidades. Estos incluyen boro, cobre, hierro, cloro, manganeso, molibdeno y cinc. Los fertilizantes y el césped y las hojas recicladas puede proveer de estos nutrientes.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media