Acerca del cortejo amish

Escrito por shelley moore | Traducido por mercedes roch
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca del cortejo amish
El cortejo Amish está pensado como un método práctico para encontrar una pareja adecuada. (amish travel image by Pix by Marti from Fotolia.com)

El cortejo Amish está pensado como un método práctico para encontrar una pareja adecuada. Idealmente se espera que la pareja se centre exclusivamente en las consideraciones prácticas, tales como en la ética del trabajo y en la participación en la iglesia. También se supone que no disfruten de cualquier tipo de contacto físico. En realidad, las cosas tienden a ser un poco diferente.

Otras personas están leyendo

Significado

En el cortejo Amish, la pareja pasa tiempo juntos y deciden si son compatibles. Sobre las buenas cualidades de la pareja se toman nota de - la paciencia, la humildad, la frugalidad, la cooperación, la ética del trabajo, y el ser un buen miembro de iglesia. La gente Amish cree que sólo hay una pareja adecuada para cada persona y que el matrimonio se hace en el Cielo, y por lo tanto no permiten el divorcio. Esto hace que el período de cortejo sea de vital importancia.

Características

Cuando un niño cumple 16 años, se le da un carrito de cortejo para que pueda asistir a las reuniones sociales como escucha y conocer a una chica apropiada. El evento principal para conocer a la pareja potencial es el domingo por la tarde/noche de canto de himnos, cuando los adolescentes Amish de varios distritos se reúnen. El niño y la niña que están cortejando por lo general viajan en la parte trasera del carro hacia la casa de la niña para tener la oportunidad de hablar en una cantidad limitada de privacidad. Se les permite quedarse hasta muy tarde después de que sus padres se hayan ido a la cama.

Función

Otras actividades sociales estructuradas proporcionan medios para que los jóvenes hombres y mujeres Amish se reúnan con otros y pasen tiempo juntos. Hay reuniones dominicales por la tarde y tertulias juveniles por la noche, junto con las cosechas del granero, travesuras, actividades deportivas, y días de campo. Al niño se le permite acompañar a la chica con la que está cortejando en su carro a estos eventos. En algunas comunidades en el último par de generaciones, las reglas se han vuelto un poco menos estrictas y a las parejas que están cortejando en realidad se les permite hacer algunas citas limitadas por su propia cuenta sin sentir que tienen que mantener esto en secreto.

Consideraciones

Un factor que podría retrasar el noviazgo es la Rumspringa ("corriendo"), cuando algunos adolescentes Amish prueban las formas de vida "inglesas" (modernas y no-Amish) - escuchar la radio, ir al cine, fumar cigarrillos, ir de fiesta, y otros comportamientos rebeldes. Este comportamiento normalmente es reservado y con frecuencia se lleva a cabo en grupos que se reúnen en la ciudad y se cambian a la ropa "inglesa", beben cerveza, y tal vez incluso prueban la marihuana. Las investigaciones indican que este riesgo de vida salvaje no es típico de la mayoría de los adolescentes Amish, y la gran mayoría que lo hace vuelve al redil, son bautizados, y se quedan con los Amish para toda la vida.

Los padres suelen fingir no darse cuenta, asumiendo que los niños pueden necesitar tener algo de esta curiosidad sobre su sistema antes de poder asumir plenamente el compromiso de vida Amish y la fe. Después del Rumspringa, el niño o niña puede comenzar un cortejo serio con un punto de vista racional y práctico.

Conceptos erróneos

Se supone que la pareja que está cortejando no tiene ningún contacto físico - ni siquiera besarse o tomarse de las manos. Los Amish no quieren que la pareja se distraiga con cualquier deseo sensual, y toman muy en serio los mandatos bíblicos contra la lujuria y la tentación. En realidad, los besos y las caricias suaves se producen por la pareja que se corteja con frecuencia, y se racionaliza porque la pareja no está realmente teniendo relaciones sexuales. Los padres amish suelen fingir no saber, siempre que la intimidad sexual no se entregue.

Aunque se supone que los hombres y mujeres jóvenes deben elegir a una pareja solamente por razones prácticas, no todos están tan contentos con esta idea, y muchos toman decisiones basadas en la atracción emocional y física.

Un mito prevaleciente continúa en la sociedad no-Amish que es que cuando una niña Amish llega a la edad mínima para contraer matrimonio, su padre pinta la puerta o el portón principal de color azul. No hay nada de cierto en esto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles