DESCUBRIR
×

¿Cuál es la alfombra adecuada para una cocina?

Las alfombras sirven para una variedad de funciones en la cocina. Tal vez te gustaría tener una debajo de la mesa, una que atrape la suciedad en la puerta o una pequeña para pararte sobre ella al cocinar o lavar los platos. Si bien hay un montón de alfombras que funcionan bien en la cocina, la adecuada para dependerá de dónde la coloques y de la decoración que tengas.

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Bajo la mesa de la cocina

Al elegir una alfombra para colocar debajo de la mesa de la cocina, una que sea lavable será una buena idea, especialmente si tienes niños pequeños que son propensos a derramar la leche o dejar caer sus salchichas cubiertas de ketchup. Las alfombras de exterior son una opción, ya que puedes llevarlas afuera y lavarlas con la manguera. Si eliges una alfombra de interior estándar, selecciona un trapo de algodón o una manta sintética, una alfombra trenzada, una bereber u otro tipo que sea de pelo corto, ya que son fáciles de limpiar. Mantente alejada de las alfombras shag, ya que su pelo largo son una trampa si se producen derrames y migas.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Alfombra de entrada

Colocar una pequeña alfombra en la puerta de tu cocina puede reducir la cantidad de suciedad, el barro, la hierba, la lluvia y el aguanieve que va hacia a tu casa. De hecho, algunas alfombras de entrada están especialmente diseñadas para absorber una gran cantidad de agua, lo que es muy útil si tienes una piscina o vives en un clima lluvioso. Una vez más, busca telas lavables, ya que las alfombras se ensucian muy rápidamente si tienes mucho movimiento en tu casa.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Alfombras de tareas

Si tienes un suelo duro en la cocina, los pies, las rodillas y la espalda te agradecerán si utilizas alfombras de tareas. Colócalas en el fregadero, la estufa o en cualquier otra zona donde frecuentemente pises para proporcionar una capa de amortiguación. Algunas tienen un núcleo de espuma que proporciona una gran amortiguación suave para los que tienen problemas de articulaciones o para cualquier persona que esté parada durante mucho tiempo.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Color y estilo

Si bien la elección de una alfombra lavable que sirva a tu propósito es inteligente, selecciona una que también vaya bien con la combinación de colores de tu cocina y con la decoración. Las trenzadas y las de trapo tienen un aspecto encantador en una cocina de campo, mientras que las alfombras elegantes de diseños atrevidos van bien en un ambiente contemporáneo. Las cocinas son generalmente habitaciones bastante casuales. Si la tuya resulta ser formal, usa una alfombra oriental hecha de fibras, ya que le dará un aspecto tradicional y formal y una durabilidad que requiere una alfombra de cocina.

Getty Images/Digital Vision/Getty Images

Consideraciones de seguridad

Si bien el tropezarse, el deslizamiento o el resbalón sobre una alfombra es peligroso en cualquier habitación, es especialmente peligroso en la cocina, ya que abre la posibilidad de caer sobre una estufa caliente o derramar una gran olla de sopa hirviendo. Asegúrate de que tus alfombras queden planas en el suelo, ya que fácilmente puedes tropezar con las esquinas que se curvan hacia arriba. También, coloca almohadillas antideslizantes bajo todas las alfombras que tiendan a deslizarse o resbalar o que no cuenten con respaldo de goma.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images