Buenas maneras de cocinar pollo para ensalada

Escrito por phil whitmer | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Buenas maneras de cocinar pollo para ensalada
Hay muchas maneras sabrosas de preparar el pollo para las ensaladas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Las sobras o el pollo fresco pueden ser agregados en una ensalada, junto con pepinos, hojas de espinaca, aderezo y queso como parte importante de una dieta bien balanceada. La adición del pollo a una ensalada ofrece un delicioso contrapunto para las verduras. Cómo cocines el pollo determinará el carácter de la ensalada.

Ensalada de pollo

La ensalada de pollo ofrece una alternativa ligera y nutritiva a comer una comida alta en calorías o una cena de, por ejemplo, hamburguesas y papas fritas. Los trozos de pollo, preparados de diversas maneras, coronan una mezcla de verdes, lechuga romana o ensalada de lechuga iceberg. Las ensaladas de pollo de Asia cuentan con pollo sazonado con albahaca y condimentado con almendras, arroz y salsa de ciruela. La ensalada de pollo pueden incluir uvas y nueces. La adición del pollo hace que las ensaladas sean atractivas para aquellos que normalmente no comerían una ensalada como una comida o plato principal.

Marinada

No importa cómo decidas cocinar el pollo para hacer una ensalada baja en calorías, marina el pollo previamente. Utiliza un teriyaki agridulce o adobo a base de salsa de soja, para asar o freír el pollo para una ensalada china, tailandesa o al estilo indio. La hierba de limón, barbacoa, Chile pimienta y cilantro adobos van con pollo a la parrilla o al horno para una ensalada del suroeste o ensalada mexicana. Sumerge el pollo en adobo jerk picante para una ensalada de Jamaica o al estilo caribeño. Sella el pollo y el adobo en una bolsa de plástico y refrigera durante la noche.

Asar a la parrilla

El pollo a la parrilla es el principal ingrediente en las ensaladas saludables populares como la ensalada César de pollo. Utiliza las pechugas de pollo frescos y húmedos, preferiblemente alimentados con pasto, y pollos de corral para un mejor sabor. Enciende una parrilla de gas o carbón o quema mezquite, nogal o madera de árboles frutales para un obtener un sabor ahumado. Asa o cocina a la parrilla las pechugas hasta que estén doradas y cocidas en los centros. Dejar reposar el pollo durante cinco minutos en la tabla de cortar para consolidar el sabor antes de cortarlo en tiras o trozos.

Hornear y freír

Fríe el pollo en aceite de sésamo o aceite de cacahuete para ensaladas orientales. Córtalo en trozos pequeños o en tiras finas. Pon el fuego fuerte para dorar el pollo, y luego termínalo con los condimentos a fuego medio, revolviendo y girando constantemente. Hornea el pollo a 350 grados Fahrenheit (176,6 ºC) por 25 minutos en un molde para hornear poco profundo. Cocina el pollo con salsa, salsas de barbacoa o caldo para lograr sabor y jugosidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles