Cómo cocinar hongos portabella

Escrito por rachel campbell | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
Cómo cocinar hongos portabella
Veggiechiquita, flickr.com.

El portabella, también conocido como portobello, es un hongo de cultivo utilizado ampliamente en recetas vegetarianas. Es conocido por su textura carnosa y su tamaño generoso. Los sombreros grandes y planas, y las laminillas abiertas los convierten en excelente candidatos para ser asados a la parrilla y hervidos, así como para ser saltedos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 libra (450 gr) de hongos portabella
  • Aceite de oliva o mantequilla
  • Sal y pimienta
  • Condimentos adicionales
  • Una parrilla u horno
  • Una cacerola o bandeja para hornear

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cocinar los hongos portabella

  1. 1

    Selecciona el hongo apropiado. Los portabellas son hongos grandes y marrones, que pueden encontrarse en las tiendas de comestibles. Busca los que estén sólidos, gordos y firmes para obtener mejores resultados. Los portabellas arrugados o babosos indican que están descompuestos y por lo tanto deben evitarse. Sleuth Gourmet recomienda almacenarlos durante no más de cinco o seis días en una bandeja cubierta en el refrigerador. Una vez cocido, el portabella puede almacenarse en bolsas en el congelador. Quita los tallos antes de cocinar.

  2. 2

    Para asar un portabella, pásale una brocha con un poco de aceite y sazónalo con especias como sal y pimienta. Usa una parrilla eléctrica o de gas y colócalos sobre las placas de la misma. Cocínalos de cinco a siete minutos por cada lado para obtener los mejores resultados. Si utilizas una parrilla eléctrica en interiores, no es necesario que voltees el hongo.

  3. 3

    Para saltear hongos portabella, escoge si deseas cortarlos, rebanarlos o dejarlos enteros. Saltea los hongos en una sartén con mantequilla o aceite (por lo general un par de cucharaditas) a fuego medio-alto hasta que estén bien cocidos, o cerca de cinco minutos. Agita la sartén periódicamente hasta que se liberen los jugos y tomen color. Sazona con sal, pimienta y hierbas para darles gusto, o saltéalos con otros alimentos como cebolla y pimientos.

  4. 4

    Para hornearlos, precalienta el horno a 425 grados F (220 grados C). Cúbrelos un poco pasando una brocha con aceite de oliva por ambos lados. Tápalos y hornéalos durante unos 20 a 25 minutos. Los portabellas al horno pueden utilizarse como aperitivos o platos de acompañamiento.

  5. 5

    Para hacer una crema de hongos portobello, calienta 2 cucharadas de mantequilla o aceite de oliva a fuego medio en una sartén grande. Añade alrededor de 1 libra (450 gr) de champiñones portobello y revuelve con frecuencia hasta que liberen y vuelvan a absorber sus jugos. Añade 1 taza de crema de leche, dos dientes de ajo, sal y pimienta. Cocina a fuego lento hasta que la salsa se ​​espese. Agrega condimentos, como omillo y perejil, si lo deseas.

Consejos y advertencias

  • Para un hongo portabella más firme, cocínalo por más tiempo.
  • Quita el tallo de un portabella antes de asarlo a la parrilla o saltearlo.
  • Los hongos portabellas pueden utilizarse como sustitutos de la carne.
  • Aunque son bajos en calorías, los hongos portabellas absorben grandes cantidades de aceite, crema y mantequilla.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2016 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media