DESCUBRIR
×

Cómo colocar huevos en una incubadora

La incubación exitosa depende de una atención cuidadosa a los detalles antes y durante la misma. Algo tan simple como descargar los huevos dentro de la incubadora afecta al porcentaje de realizar incubaciones exitosas.

Instrucciones

  1. Prepara la incubadora dos o tres días antes de colocar los huevos adentro. Regula la temperatura de inicio deseada y asegúrate de que se pueda mantener sin descensos ni aumentos extremos. La mayoría de los huevos de aves de corral domésticas requieren temperaturas de entre 98,5 y 99 grados Fahrenheit, por lo menos durante la primera mitad de la incubación. Coloca el termómetro al mismo nivel que los huevos para conseguir las lecturas más exactas.

  2. Establece la humedad interior de la incubadora antes de colocar los huevos adentro. Un termómetro húmedo mide la humedad en la incubadora en términos de grados. Una cacerola ancha y poco profunda con agua, crea humedad. El rango de humedad sugerido es de entre 83 y 88 grados Fahrenheit para especies de aves de corral domésticas.

  3. Coloca los huevos en su sitio adentro de la incubadora. Recoge un huevo por vez para evitar dejarlo caer y romperlo. Coloca la parte puntiaguda hacia abajo si la incubadora tiene receptáculos. Pon los huevos de lado en incubadoras con fondo plano. Marca la parte superior de los huevos con un lápiz. Las marcas te ayudan a recordar a cuáles necesitas dar vuelta.

Necesitarás

  • Un termómetro
  • Un termómetro húmedo
  • Una cacerola ancha y poco profunda con agua
  • Un lápiz