Cómo disciplinar a un niño de 18 meses de edad

Escrito por rose welton | 19/07/2017
Cómo disciplinar a un niño de 18 meses de edad
Los bebés mayores son curiosos por naturaleza. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Un niño de 18 meses de edad es considerado un bebé mayor y es muy curioso por naturaleza. Su curiosidad puede meterlo en problemas, y puede portarse mal si está cansado o aburrido. Dado que la disciplina es más efectiva cuando es apropiada para la edad y fácil de entender para el niño, es importante saber qué métodos de castigo funcionan para esta edad.

Dale a tu niño un firme "No" cuando ves que está haciendo algo malo. Acompaña esto con una explicación muy breve, como "eso puede lastimarte" o "no es momento de jugar con eso ahora". De acuerdo con la publicación American Family Physician, a los 18 meses el niño puede tener la edad suficiente para entender la razón por la que se le castiga.

Redirecciona a tu hijo a otra actividad. A esa edad su capacidad de atención es relativamente corta, por lo que la redirección es una forma efectiva para distraerlo.

Sácalo por completo de la situación, si es necesario. El tiempo fuera puede ser confuso para un niño de esta edad, pero la página web Kids Health afirma que puedes ponerlo en un área designada por sólo uno o dos minutos como método de disciplina. Según American Family Physician, un tiempo fuera efectivo consiste en que ignores al niño, lo que le ayudará a aprender que su comportamiento no le ganó ninguna atención.

Sé consistente. Es posible que tengas que repetir algo varias veces antes de que tu niño entienda qué comportamientos no son aceptables. La página web BabyCenter sugiere que te asegures de que las mismas cosas están fuera de los límites y en contra de las reglas todos los días. Habla con las otras personas que cuidan a tu niño para asegurarte de que todos estén en la misma sintonía.

Consejos

  • Felicita regularmente a tu niño por su comportamiento aceptable a lo largo de todo el día. Esto le ayudará a aprender que no tiene que portarse mal con el fin de llamar tu atención. Protege a tu niño de las situaciones que fácilmente podrían meterlo en problemas. Coloca los artículos que se supone que no debe tocar fuera de su alcance para reducir la disciplina necesaria.

Advertencias

  • Evita darle nalgadas a tu hijo si es posible. El sitio web Kids Health afirma que este método de disciplina no es necesario ni eficaz para los niños. No castigues a tu hijo por hacer cosas que son accidentes o parte de su desarrollo normal, tales como orinarse en la cama.