Dos condiciones necesarias para que germine una semilla

Escrito por debra rigas | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dos condiciones necesarias para que germine una semilla
Cultivar plantas es una forma fascinante de que niños pequeños aprendan sobre alimentos. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

A mucha gente le gusta germinar sus propias semillas para comer en ensaladas o sándwiches, o para trasplantarlas luego en jardines vegetales. La propagación de plantas mediante semillas es reconfortante y además se aprende observando el desarrollo del proceso. La mayoría de las plantas requiere no dos, sino tres condiciones para germinar. El agua y el oxígeno son importantes, como también lo es la temperatura adecuada. Las semillas precisan suelo después de germinar, ya que este brinda un ambiente cálido y lugar para el desarrollo de las raíces. Sin embargo, existen plantas que pueden crecer solamente en agua.

Otras personas están leyendo

Agua

Las papas o el ajo olvidados en un armario oscuro pueden generar brotes, pero estos no crecerán mucho sin agua. Todas las plantas precisan agua para crecer. Aunque estés haciendo brotar alfalfa, trigo o frijoles mungos, deberás mantener las semillas humedecidas. El agua es crítica para las plantas en la mayoría de los jardines vegetales y florales, ya que estas pueden secarse y morir en unos pocos días. Los árboles grandes pueden retener agua por períodos más largos de tiempo, pero sin la eventual lluvia, también sufren. Las semillas pueden sembrarse en el suelo, pero deben ser regadas frecuentemente para que germinen. Algunas plantas, como las de tomate, crecen bien en agua sin suelo, pero deberás aprender sobre el fascinante método de hidroponia.

Oxígeno

Sin oxígeno, te ahogarías. Lo mismo sucede con las plantas. Una semilla debe estar expuesta al oxígeno para germinar y crecer. Las plantas son grandes filtradoras de aire, convirtiendo dióxido de carbono en oxígeno; da un paseo por un denso bosque para inhalar sus beneficios. Las plantas que germinan bajo el agua en lagos, estanques, arroyos, el océano o pantanos, obtienen el oxígeno del agua. Al germinar semillas para llevar al jardín, asegúrate de que haya mucha circulación de aire así como humedad constante.

La temperatura adecuada

El calor es otro factor requerido por las plantas para germinar, pero no deben recibir demasiado, o se "cocinarán" y perderán viabilidad. La mayoría de las semillas para un jardín crecen bien en ambientes cálidos, pero algunas plantas -como ciertos árboles frutales-, precisan de inviernos fríos para germinar correctamente. Si colocas tus propágulos cerca de un hogar durante largos períodos de tiempo, puede que les des demasiado calor. Mantenlos a temperatura ambiente, donde estés cómodo, para que germinen. Existen plantas que germinan en lugares extremadamente fríos, pero no son tomates ni pimientos ni ningún otro vegetal que quieras cosechar de tu jardín. Las plantas necesitan sol para seguir creciendo.

Experimento

Toma un paquete de semillas de alfalfa y un frasco grande con tapa. Realiza orificios en la tapa, coloca las semillas en el frasco y déjalas en remojo varias horas. Escurre el agua y coloca el frasco en una alacena oscura. Llena y drena el frasco una o dos veces por día y abre la alacena algunas veces para dejar que circule al aire. Revisa las semillas después de algunos días y verás que han comenzado a germinar. También puedes ignorarlas para ver qué sucede. Si vez que comienzan a formarse brotes blancos y largos, llévalos a un lugar donde puedan recibir luz solar y observa como se da el proceso de fotosíntesis.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles