Conexión entre el vino y la grasa del vientre

Escrito por jan millehan | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Conexión entre el vino y la grasa del vientre
Un vaso de vino podría ayudar a luchar contra la grasa del vientre. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

El vino contiene una sustancia química de origen vegetal, llamada resveratrol, que puede ayudar a quemar la grasa del vientre y reducir la inflamación comúnmente asociada con la obesidad. La grasa abdominal excesiva puede aumentar el riesgo de trastornos relacionados con el corazón y el resveratrol en el vino no sólo puede reducir la grasa abdominal, sino que también puede ayudar a prevenir la enfermedad de la arteria coronaria. El resveratrol en un vaso de vino puede ayudar en tu lucha contra la grasa del vientre. Consulta a tu médico antes de tomar vino tinto en cualquier esfuerzo por reducir la grasa del vientre.

Otras personas están leyendo

Grasa del vientre

El cuerpo utiliza la grasa almacenada en el vientre o la grasa epiplón, de diferente manera que la grasa almacenada en otras partes del cuerpo. La grasa abdominal se desplaza a toda prisa hasta el hígado para su procesamiento y luego se transporta directamente a las arterias. El exceso de grasa epiplón puede aumentar los riesgos para la salud relacionados con las condiciones tales como altos niveles de densidad en el colesterol bajo de las lipoproteínas (el tipo de colesterol peligroso), advierte el Dr. Michael F. Roizen en la página web ShareCare. Una gran cantidad de grasa abdominal también da lugar a la secreción de cantidades mínimas de adiponectina química, que combate la inflamación, juega un papel en el control del hambre y ayuda a regular la grasa del vientre. En cambio, menos grasa abdominal produce más adiponectina y causa menos inflamación y grasa corporal. Por lo tanto, las personas con vientres abultados y los subsiguientes niveles bajos de adiponectina enfrentan un mayor riesgo de obesidad abdominal y problemas de salud relacionados con el corazón.

Consumo de vino

La cantidad de vino que bebemos y la frecuencia con que se consume puede jugar un papel en la cantidad de grasa que se acumula en el vientre. La investigación publicada en la edición de agosto de 2003 del "Journal of Nutrition", observó los efectos de los patrones de consumo en la acumulación de grasa abdominal en 2.343 hombres y mujeres. Los investigadores evaluaron distintos tipos de bebidas alcohólicas, las cantidades consumidas y la frecuencia de consumo. Los bebedores de vino que bebieron al menos una bebida al día mostraron la menor cantidad de altura abdominal, que es la cantidad de extensión abdominal por encima del torso cuando se está acostado. La altura abdominal también disminuyó en los participantes que consumían cantidades crecientes de vino de forma consistente. Mientras tanto, los bebedores de licor fuerte que beben cuatro o más bebidas alcohólicas al día, sobre una base menor a la semana, mostraron la mayor altura abdominal.

El resveratrol

El resveratrol es un subproducto del proceso de fabricación del vino que proviene de la piel de la uva. Tanto los vinos tintos como los blancos contienen resveratrol. El vino tinto contiene más que el vino blanco ya que se fermenta durante más tiempo con la piel de la uva. La investigación publicada en la edición mayo 2011 de "The Journal of Nutritional Biochemistry", evaluó los efectos de polvo de resveratrol en el metabolismo de la grasa en las células humanas y de ratones. Según los investigadores, los resultados globales proporcionaron pruebas de que el resveratrol regula la quema de grasa o actividad lipolítica, en las células grasas de humanos y ratones, así como en los tejidos blancos de grasa de los ratones.

Propiedades antiinflamatorias

El resveratrol en el vino puede regular la grasa de las proteínas secretadas que pueden aumentar la inflamación de bajo grado asociada al aumento de la grasa abdominal y la obesidad. Las Adipoquinas, que incluyen la adiponectina, pueden ser antiinflamatorias o proinflamatorias. La investigación publicada en el "International Journal of Obesity", en octubre de 2010 exploró los efectos antiinflamatorios del resveratrol en el tejido adiposo humano o el tejido adiposo celular. Entre otras conclusiones, los investigadores descubrieron que el resveratrol invirtió una secreción inducida de adipoquinas proinflamatorias en un 16 a 30 por ciento. Además, los investigadores concluyeron que el resveratrol puede beneficiar y mejorar el perfil metabólico en la obesidad humana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles