Consejos para el arado del suelo duro

Escrito por alice moon | Traducido por carlos f. fava
Consejos para el arado del suelo duro

Es posible que necesites varias pasadas para romper el suelo duro.

Creatas/Creatas/Getty Images

El arado es una forma efectiva de desmoronar suelo duro para un jardín o cama de flores. El arado desarrolla un suelo suelto que no contiene maleza. La separación de la tierra crea una mejor aireación, penetración de agua y drenaje. La mitad del volumen de un suelo ideal se compone de partes iguales de aire y agua, de acuerdo con la Iowa State University Extension.

Otras personas están leyendo

Por qué arar

El suelo puede ser difícil de arar debido a la compactación, la formación de costras, la sequedad y la composición del suelo. Los suelos arcillosos son los más problemáticos, ya que son gruesos, difíciles de labrar y sus problemas requieren labrado profundo para corregirse. El arado trabaja el fertilizante directamente en el jardín y agrega materia orgánica, lo que mejora el contenido de nutrientes del suelo y la labranza. Separar la tierra ayuda a las plantas. Las plantas cultivadas en suelo labrado germinan de manera más uniforme, crecen mejor y sufren menos casos de enfermedad.

Antes de arar

Si te enfrentas a un pedazo de tierra que nunca ha sido cultivado antes, o eres dueño de un arado muy pequeño, remueve la tierra a mano, usando una pala o azadón antes de arar. Si vives en un área rural, pídele ayuda a un agricultor local para arar o roturar la tierra primero, para ayudar a romper raíces gruesas y suelo duro. Si tienes dos sitios similares, elige el que tenga menos tráfico, para que la compactación sea un problema menor. Espera hasta que el suelo esté lo suficientemente seco como para desmoronarse entre los dedos antes de trabajar con él. El suelo debe estar mayor, pero no completamente seco. Los suelos completamente secos son difíciles de cultivar.

Ritmo

Ara en el otoño para la siembra de primavera. De este modo, evitarás problemas con las lluvias frecuentes de primavera y con la espera para que el suelo húmedo se escurra y seque. Labrar en otoño te da la ventaja añadida de controlar algunos insectos y enfermedades de las plantas que viven en el material del suelo. El ciclo de congelación y descongelación mejora la labranza, de acuerdo con la Iowa State University Extension. Colocar materia orgánica en el otoño le da al material tiempo para descomponerse y agregar nutrientes al suelo. Trabaja el suelo de nuevo en primavera.

Técnicas

En lugar de tratar de romper la tierra para un jardín grande, comienza con un área más pequeña. Parte la tarea en pedazos y ara nuevas secciones en fines de semana consecutivos, o amplia tu jardín inicial cada año. Labra superficialmente al principio para romper la capa superficial del suelo, y luego hazlo profundamente en una dirección perpendicular a tu trayectoria original, recomienda Bonnie Plants.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media