Cómo construir tu propio refrigerador

Escrito por jerry garner | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir tu propio refrigerador
(Raymond Cayer, Rayco Technologies)

Debido a que el costo de los aparatos de cocina nuevos sigue estando por las nubes, y que incluso los modelos usados aumentan de precio, la idea de hacer un refrigerador por tu cuenta se convierte cada vez más en una propuesta atractiva. Aunque este proceso es más complicado que comprar uno nuevo, resulta más económico y puede ser más eficiente en cuanto al uso de la energía. Si haces un refrigerador utilizando partes de refrigeradores usados, contribuyes a que estas partes reutilizadas no vayan al basurero.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un refrigerador desechado
  • Una cortadora de alambre
  • Un set de herramientas básicas
  • Tiza
  • Una sierra circular
  • Listones de 2 x 4 pulgadas
  • Láminas de espuma de aislamiento
  • Un compresor
  • Un condensador
  • Un evaporador
  • Un termostato
  • Un taladro eléctrico
  • Una batería de 12 voltios
  • Madera contrachapada de roble de espesor 1/4 de pulgada
  • Adhesivo para la construcción Liquid Nails

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Echa un vistazo en las tiendas de artículos de segunda mano, de chatarra y en la sección de anuncios del periódico de tu localidad para encontrar un refrigerador fuera de uso cuyas partes puedas utilizar como repuestos. No importa si funciona o no porque vas a utilizar tus propias herramientas mecánicas. Tampoco importa si el exterior está golpeado, ya que solamente te interesa utilizar el compartimiento de almacenamiento interno, el cual debe estar bien aislado con estantes moldeados profesionalmente.

  2. 2

    Retira las puertas del refrigerador para que puedas eliminar todos los componentes acondicionadores de aire existentes. Con las puertas eliminadas, localiza el cable que activa la luz de la puerta y sepáralo de lo demás para que pueda ser reutilizado. Elimina los otros cables, ventiladores y partes mecánicas. Estas incluyen el compresor, el evaporador y cualquier deshumidificador. Saca todos estos artículos del refrigerador desechado.

  3. 3

    Retira el congelador del refrigerador. El uso de un congelador horizontal cuesta menos y te proporciona más espacio, además de que no es práctico tener un congelador en un refrigerador hecho en casa. Usa tiza para dibujar una línea alrededor del refrigerador, justo por encima de donde se encuentra el compartimiento de almacenamiento. Corta siguiendo esta línea con una sierra circular para remover completamente el compartimiento del congelador. Corta la superficie exterior, el aislamiento y la superficie interior.

  4. 4

    Construye un marco que funcionará como plataforma sobre la cual colocar el refrigerador. Usa unos tacos de 2 por 4 pulgadas para construir una plataforma de la misma forma y tamaño que la parte inferior del refrigerador y levántalo unas 12 pulgadas por encima del suelo. Esto hace que el refrigerador tenga una altura más cómoda y ofrece espacio de almacenamiento adicional por debajo. Una vez que hagas el marco, coloca dos láminas de espuma aislante por encima de él para evitar que el aire frío se escape por debajo del refrigerador.

  5. 5

    Coloca las láminas de espuma aislante por todos los lados del compartimiento de almacenamiento. Utiliza adhesivo en spray o una pistola de pegamento caliente para colocarlas, incluyendo la parte superior y la puerta. Asegúrate de recuperar el cable de la luz de la puerta y pasarlo a través del aislamiento. Este se utilizará luego para conectarlo a un tomacorriente. El compartimiento de almacenamiento está listo para ser transformado en una unidad de refrigeración.

  1. 1

    Compra las partes mecánicas que necesitas para refrigerar el aire dentro del compartimiento de almacenamiento. Estas partes son un compresor, un evaporador y un termostato. En la mayoría de los casos, el mejor compresor es el Danfoss BD-50. Hay una serie de kits de refrigeración de corriente contínua diseñados para embarcaciones que utilizan este compresor. En R Parts Refrigeration Parts Solution u otra tienda de artículos marinos (ver Recursos más adelante), puedes ordenar un kit "Máquina super fría" o uno de arranque similar.

  2. 2

    Encuentra un lugar donde instalar la unidad de condensación. Esta unidad debe ser colocada en un área bien ventilada y, de ser posible, debe estar ubicada lejos del refrigerador. Si el refrigerador está ubicado sobre un sótano, puedes pasar un cable a través de un agujero en el suelo y montar la unidad de condensación en el techo del sótano.

  3. 3

    Instala el evaporador y el termostato en el interior del compartimiento de almacenamiento. Usa una broca de 1 ½ pulgada para perforar un agujero desde el interior del compartimiento a través de la espuma aislante instalada en el exterior del compartimiento. Es recomendable hacer este agujero en algún lugar cerca de la esquina superior derecha o izquierda. Introduce el tubo del refrigerante por el agujero desde la parte posterior del refrigerador y conecta la tubería del evaporador según las instrucciones del fabricante. Esto normalmente se hace deslizando el tubo a través del puerto en el evaporador y ajustando con una abrazadera con tornillo. Instala el termostato montándolo en el evaporador y enchufándolo a su enchufe en la unidad evaporadora. Cuando termines, sella el agujero con masilla.

  4. 4

    Conecta la unidad condensadora al evaporador. El tubo que conectaste al evaporador en el paso anterior debe ser lo suficientemente largo como para llegar a la unidad de condensación. Lleva este tubo hasta la unidad y conéctalo de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Casi siempre esto se hace deslizando el tubo en un puerto de recepción y luego apretando una abrazadera con tornillo alrededor del tubo para fijarlo en su lugar.

  5. 5

    Conecta la fuente de electricidad. El kit que trae el evaporador y los demás componentes también trae una fuente de alimentación de fusibles. Esta fuente de alimentación conecta el condensador, evaporador, termostato y la luz de la puerta a una unidad de alimentación de corriente contínua CC que utiliza 12 o 24 voltios de electricidad. La fuente de alimentación se conecta luego a una batería de vehículo estándar, que puede ser cargada manualmente con un cargador de batería o puedes configurarlo para que se recargue automáticamente con energía solar (ver Recursos más adelante).

  6. 6

    Dale un acabado al refrigerador usando una chapa de madera. El refrigerador será muy funcional, incluso si dejas que se vea la espuma aislante, pero tendrá una mejor apariencia si le instalas una chapa de madera en la parte frontal. Usa madera contrachapada de roble de ¼ de pulgada para darle una apariencia atractiva al exterior del aparato. Coloca las láminas de madera contrachapada sobre la superficie exterior del refrigerador con un adhesivo para la construcción, como por ejemplo, Liquid Nails. Si lo deseas, puedes pintarla o barnizarla antes de instalarla.

Consejos y advertencias

  • A pesar de que estas instrucciones pueden ser modificadas para que funcione con corriente alterna, es mucho más eficiente, energéticamente hablando, utilizar una fuente de alimentación de corriente contínua. Por otro lado, es fácil convertir la unidad a una que funcione con energía solar si se trata de una configuración de corriente contínua (ver Recursos más adelante).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles