Cómo hacer costillas de cerdo al horno

Escrito por ehow contributor | Traducido por alejo beltzer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer costillas de cerdo al horno
Puedes conseguir costillas de cerdo con una ternura en la carne que haga que se desprenda del hueso sin dificultad cocinando en un horno. (ITStock Free/Polka Dot/Getty Images)

No necesitas de una barbacoa para hacer unas deliciosas costillas de cerdo. El secreto de hacer unas las costillas de cerdo de manera exitosa es combinando un fuego bajo y cocción lenta al horno. El condimento seco y el líquido para estofado aseguran lograr una ternura en la carne que hace que se salga del hueso sin ninguna dificultad y generando un sabor que desearás disfrutar una y otra vez.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una tira de costillas de cerdo o costillas de cerdos chicos
  • Condimento seco (azúcar morena, sal, pimienta, condimento de cajún, tomillo)
  • Líquido para estofado (cebolla, ajo, mantequilla, cerveza o vino, vinagre de sidra, Worcestershire, condimento de cajún, humo líquido, salsa de tomate)
  • Pan tostado con una tapa o con papel de aluminio para cubrir

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara las costillas varias horas antes o la noche anterior. La mayoría de los bastidores de costillas tienen una membrana resistente, llamado el cayó, a través de la cara trasera. Utiliza un cuchillo de mantequilla o el mango de una cuchara para soltar esta membrana y quítala. Esto hará que las costillas sean mucho más tiernas. Si es necesario, corta la costilla a la mitad para que entre en tu pan o para tener porciones más pequeñas.

  2. 2

    Mezcla algún condimento seco: Una cucharada de azúcar morena, 1 cucharada y 1/2 de sal, 1 cucharada de pimienta o 1 cucharada de condimento de cajún. Coloca este condimento frotando ambos lados de las costillas y pégale unas palmadas para que se pegue. Coloca las costillas en una bolsa de plástico y enfríalo hasta que esté listo para cocinar.

  3. 3

    Calienta previamente el horno a 250 grados. Coloca las costillas en un molde para hornear. Calienta en una cacerola el aceite o la mantequilla y cocina la cebolla picada y el ajo hasta que estén blandas. Agrega 1 taza de cerveza, 1/2 taza de vinagre, 1 cucharada de salsa Worcestershire y 1 cucharada de condimento de cajún. Deja que hierva todo ligeramente durante 5 minutos. Retira la mezcla del fuego y agrega 1 cucharadita de humo líquido. Mezcla y coloca el líquido en la asadera. Las costillas no deben estar cubiertas y sólo se necesitan 1/4 de pulgada (0,75 cm) de líquido en la cacerola. Cubre la cacerola con una tapa o con papel de aluminio y coloca todo en el horno.

  4. 4

    Empieza a buscar que las costillas estén tiernas después de unas 2 horas. Para lograr que la carne se salga de los huesos sin dificultad, puede llegar a tardar hasta 3 horas. Cuando esté listo, coloca con cuidado las costillas en un plato y saca el líquido en una cacerola para hacer un estofado. Vuelve a colocar las costillas en la asadera y colócalas de nuevo en el horno caliente.

  5. 5

    Hierve este líquido y reduce a la mitad el fuego, esto debería llevar alrededor de 5 a 7 minutos. Agrega 1 o 2 cucharadas de salsa de tomate para espesar la salsa. Coloca salsa de manera generosa sobre las costillas y déjalas en la parrilla del horno hasta que estén doradas y crujientes en los bordes. Ahora sírvelas y disfruta de la comida.

Consejos y advertencias

  • Puedes variar los condimentos secos a tu gusto. Utiliza más azúcar morena si las costillas te gustan más dulces, o en caso contrario no agregues nada. Intenta utilizar un poco de ajo y/o cebolla en polvo en vez de condimento de cajún. Para obtener costillas más picantes, agrega un poco de pimienta de cayena. Mientras más agregues de estos condimentos, mejor será su mezcla de condimentos secos.
  • Lo mismo sucede para el líquido para estofado. Si no deseas utilizar cerveza o el vino, prueba la sidra de manzana, quizás un poco diluida con agua. Agrega un poco de salsa de soja y jengibre para darle un toque de gusto asiático.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles