Cómo hornear costillas de cerdo deshuesadas al estilo sureño sin hervir

Escrito por natalie smith | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hornear costillas de cerdo deshuesadas al estilo sureño sin hervir
Las costillas al estilo sureño no tienen huesos. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las jugosas y sabrosas costillas de cerdo, también conocidas como costillas sureñas, son un favorito familiar porque son fáciles de comer y retienen todo ese delicioso sabor a cerdo. Muchas recetas de costillas requieren que las hiervas antes de asarlas u hornearlas, pero hervir las costillas deshuesadas las hace suaves y les da una textura extraña. Afortunadamente, tú puedes hornear costillas sin hervirlas primero. Hervirlas acelera el proceso de cocción pero si estás dispuesto a cocinarlas lentamente y a fuego bajo en el horno, no hay razón para hervirlas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 rack de 4 libras (1,8 kg) de costillas de cerdo deshuesadas
  • Cuchillo
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • Sartén
  • Bandeja grande para hornear
  • 1/2 taza de sazonador seco de tu gusto, como barbacoa o cajun, opcional.
  • 2 tazas de salsa de tu preferencia, como salsa barbacoa de estilo sureño, opcional
  • Termómetro para carne

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Precalienta el horno a 325 grados fahrenheit (162,7º C)

  2. 2

    Saca las costillas del refrigerador y deja que se entibien a temperatura ambiente, o a unos 70 grados fahrenheit (26º C). Las costillas que entran tibias al horno son menos propensas a secarse. Corta cualquier acumulación de grasa y corta el rack de costillas por la mitad si es muy largo para la bandeja.

  3. 3

    Frota las costillas con tu sazonador en polvo, si lo estás usando. Puedes utilizar bastante sazonador ya que algo de ello se caerá a medida que la grasa se derrite. Para una experiencia verdaderamente sureña, utiliza sazonador de barbacoa o cajun.

  4. 4

    Calienta 2 cucharadas de aceite vegetal a fuego alto en una sartén y dora las costillas de ambos lados por dos minutos a cada lado. Sellar la carne ayuda a mantener los jugos adentro.

  5. 5

    Coloca las costillas en la bandeja para hornear y hornéalas, descubiertas, por 1 hora y media.

  6. 6

    Inserta el termómetro para carne en el centro de las costillas. Cuando estén listas para la salsa, las costillas marcarán 150 grados Fahrenheit (65,5º C). Si no estás utilizando salsa, hornéalas a 160 grados F (71º C).

  7. 7

    Cubre las costillas con la salsa y hornéalas, descubiertas, por 10 minutos más, o hasta que la temperatura interna alcance los 160 grados F (71º C).

  8. 8

    Saca las costillas del horno y deja que reposen por 10 minutos. Cortar las costillas muy rápido causará que pierdan sus jugos, lo que puede dejarlas secas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles