¿El ajo crece bajo tierra como una cebolla?

Escrito por cheryl losch Google | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿El ajo crece bajo tierra como una cebolla?
El ajo es fácil de cultivar y se desarrolla bajo tierra, similar a las cebollas. (Tay Jnr/Digital Vision/Getty Images)

El ajo es un cultivo de bajo mantenimiento, fácil de mantener y que crece debajo de la tierra. La siembra en otoño, antes que la tierra se congele te dará ajos frescos en verano. Almacenarlos en un lugar fresco y seco mantiene los bulbos de jardín frescos hasta un máximo de siete meses.

Otras personas están leyendo

Tipos de ajo

De cuello suave y de cuello duro son los dos tipos disponibles de ajo. Las variedades de cuello suave desarrollan más dientes que las de cuello duro con dientes pequeños que se forman en el centro y los más grandes en la parte exterior del bulbo. Una vez cultivados, los de cuello suave, se almacenan por más tiempo que los de cuello duro. Los dientes de los de cuello duro crecen en torno a un tallo central, que brota en un tallo de la flor en la parte superior del bulbo. La eliminación de este tallo con tijeras afiladas de jardín le otorga más energía al bulbo del ajo en desarrollo.

La siembra del ajo

Plantar el ajo al final del otoño seis semanas antes de que las tierras se congelen, permite desarrollar raíces fuertes. Retira los dientes del bulbo. Utiliza el más grande para la siembra. Cuanto mayor sea el diente, lo más probable es que produzca una cabeza de ajo grande. Coloca los dientes en buen drenaje, en un lugar soleado con suelo fértil y con la punta hacia arriba alrededor de 2 pulgadas (5 cm) de profundidad y 4 pulgadas (10 cm) de distancia. Una vez que todos los dientes están plantados, alisa el suelo en los agujeros y riega. Espera un par de semanas hasta que el suelo comience a enfriarse y luego cubre el suelo con una capa de mantillo o de hojas molidas.

Cuidados durante su crecimiento

El ajo requiere fertilización abundante. Aplica un fertilizante 10-10-10 al plantar en un promedio de 1 a 2 libras (0,45 a 0,90 g) por cada 100 pies cuadrados (9,3 m2) de zona ajardinada. Dentro de cuatro semanas de la siembra, coloca una capa ligera de fertilizante adicional en bandas alrededor de la cama para que sirva de alimento suplementario mientras que las raíces se desarrollan. El ajo comienza a crecer en la primavera cuando los días comienzan a calentar. Aplica agua cuando el suelo se sienta seco. Detén el riego a finales de junio o principios de julio le da tiempo a las cabezas para terminar de formarse y deja que las hojas se marchiten antes de la cosecha. Quita las malas hierbas a mano cuando aparezcan en el jardín, el ajo tiene un sistema de raíces poco profundas y el cultivo profundo puede dañar las raíces cerca de la superficie.

La recolección del ajo

El ajo cosecha temprano a mediados del verano cuando un tercio de las hojas superiores se tornan marrones, descoloridas o comienzan a secarse. Retira el ajo de la cama con un tenedor de jardín y coloca el ajo en una pantalla de alambre en un área bien ventilada para secar. Una vez que se seque el follaje, se le puede cortar una pulgada (2,5 cm) por encima del bulbo. Corta las raíces y elimina cualquier resto de tierra que queden en el bulbo. Almacena los bulbos en un lugar fresco, oscuro y seco y guarda las cabezas más grandes para la próxima siembra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles