Crecimiento de las plantas de ajo

Escrito por cheryl withrow | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Crecimiento de las plantas de ajo
El ajo le da carácter a una variedad de delicias culinarias. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El cultivo del ajo toma tiempo -cinco a nueve meses-, pero el resultado final -un suministro de este popular bulbo de picante de sabor- vale la pena el esfuerzo. El ajo requiere de un fértil suelo arcilloso rico en materia orgánica. En el Departamento de Agricultura de Estados Unidos de la zona 5 y en las zonas cálidas, planta dientes de ajo en cuanto el suelo se puede trabajar en el jardín, siendo el objetivo el mes de marzo. Los climas más fríos se benefician de la siembra de octubre, permitiendo que los dientes establezcan raíces antes de que el invierno congele el jardín. Las fechas de cosecha varían de julio para los dientes de ajo plantados el otoño anterior hasta finales de agosto para los ajos plantados en la primavera.

Otras personas están leyendo

Las siembras de marzo

En la mayoría de las áreas de los Estados Unidos, debes plantar los dientes de ajo en marzo para garantizar el desarrollo del bulbo a finales de la temporada de crecimiento. El rendimiento depende de la cantidad de crecimiento vegetativo que ocurre antes de que los bulbos comiencen a formarse. Dado que el crecimiento vegetativo de la planta se produce durante los días cortos y fríos de la primavera, cuanto antes la plantes, mayor será su rendimiento.

Las plantaciones de octubre

Si decides plantar dientes a finales del otoño, deja que el clima sea tu guía. En las zonas más frías del país, el principio de octubre es el momento óptimo para la siembra. Los que plantan jardines más cerca de la zona 5 pueden plantar en fechas tan tardías como Acción de Gracias y aún así lograr producir un cultivo viable. El truco es plantar antes de que el suelo se congele, dándole tiempo al diente de ajo para que fije las raíces. Cuando el suelo se congela, echa un sólido mantillo con 6 a 8 pulgadas (15 a 20 cm) de paja limpia. Con un buen mantillo, tu cama de ajos descansará durante el invierno, aislado contra los deshielos de mediados del invierno que pueden matar a los dientes. Cuando veas tallos asomando a principios de primavera, mueve el mantillo alrededor de los brotes para acelerar la descongelación y estimula el crecimiento de primavera.

Cosecha

Dado que el ajo es un primo de la cebolla, puedes cosechar sus partes de la misma manera como lo harías con una cebolla. Cuando las tapas aparecen en la primavera, córtalas y sácalas para utilizarlas como si fueran cebollines con papas al horno o para añadir un suave sabor a ajo a tu receta favorita. Algunos jardineros sacan los primeros dientes y los utilizan en recetas que requieren de cebolletas. La variedad de ajo Hardneck desarrolla un tallo redondo, que generalmente se conoce como tallo de ajo. Cosecha estos tallos verdes a medida que comienzan a curvarse, pero no tirarlos a la basura. Los talles de ajo son ricos en aceite y se utilizan como sustituto del ajo en cualquier receta. Cosecha la bulba terminada cuando la parte superior comience a secarse. En la cosecha del bulbo entero, cava, en lugar de arrancar la planta, levantando suavemente el bulbo de la tierra. Cura dejando que los bulbos excavados se sequen al aire durante un período de dos semanas. Usa los tallos como "trenzas", atando los bulbos entre sí y colgándolos en un lugar seco lejos de la luz solar directa. También puedes colocar los bulbos en pantallas o soportes diseñados para permitir que el aire circule libremente alrededor de tus ajos recién cosechados. Al igual que las trenzas, coloca los soportes en un ambiente seco, como un cobertizo o un garaje para acelerar el curado.

Almacenamiento

Almacena en un lugar con baja humedad a temperaturas entre 32 a 35 o 60 a 70 grados Fahrenheit (0 a 1,6 o 15,5 a 21 grados Celsius). Cuelga una trenza en la cocina para facilitar el acceso a los ajos cuando cocines. Cuelga otros trenzas acabadas en un sótano u otra habitación que no llegue a temperaturas superiores a 35 grados F (1,6 grados C). Dependiendo de la cepa, el ajo mantiene su sabor hasta 12 meses en condiciones ideales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles