¿Cuáles fueron las causas de la caza de brujas?

Escrito por frank b. chavez iii | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles fueron las causas de la caza de brujas?
Las causas de la caza de brujas han sido debatidas con frecuencia. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Desde alrededor del año 1400 hasta el 1800, entre 50.000 y 200.000 personas en Europa y las colonias británicas, como por ejemplo Salem, Massachusetts, fueron ejecutadas por brujas, de acuerdo con el profesor Brian A. Pavlac del Pennsylvania's King's College. La caza de brujas varió en intensidad. Por ejemplo, en Alemania y Francia hubo varias cazas, mientras que en España y los Países Bajos hubo muy pocas. No existe una teoría que las explique por completo.

Otras personas están leyendo

Ocurrencia

Las cazas de brujas en general ocurrían cuando los gobiernos recibían reportes de muertes súbitas de humanos o ganado, tormentas o "mala suerte" en general. Los suizos llevaron a cabo la primera gran caza de brujas en 1427, y la última ejecución de una bruja en 1782. El gobierno polaco declaró ilegales los juicios a brujas en 1782, sin embargo, la última quema de brujas conocida ocurrió en 1793. La actividad más intensa ocurrió entre el 1550 y el 1650, en un período conocido como "Tiempos de quema" por las brujas modernas.

Acusaciones sociales

La teoría de las acusaciones sociales argumenta que los acusadores tenían la necesidad psicológica de culpar a otros por sus propios problemas. Los defensores de esta teoría creen que las cazas de brujas beneficiaron a la sociedad al reforzar los lazos sociales, estableciendo "el bien y el mal", y deshaciéndose de las personas problemáticas como los viejos y los pobres. Sin embargo, esta teoría ignora el contexto político y religioso de las cazas de brujas, y también los motivos individuales como rencores y enemistades personales.

Teoría de las enfermedades

Las cazas de brujas a veces se explican como un pánico causado por una histeria de masas o delirios. Sin embargo, las cazas de brujas eran típicamente dirigidas por oficiales del gobierno, y no campesinos histéricos. Otra teoría argumenta que las cazas fueron causadas por el cornezuelo, un hongo que se halla en el centeno. La intoxicación con cornezuelo causa síntomas que pueden interpretarse como brujería como dolor, convulsiones, temblores y alucinaciones. Algunas cazas de brujas, como los juicios de Salem, ocurrieron luego de veranos frescos con lluvias excesivas, condiciones que promueven el crecimiento del cornezuelo. Sin embargo, no todas las cazas de brujas ocurrieron bajo estas condiciones.

Rebelión religiosa

La teoría de la rebelión satánica sugiere que las cazas de brujas fueron una reacción a una rebelión satánica en contra del cristianismo. Sin embargo, de acuerdo con Pavlac, los cultos satánicos no existieron sino hasta un siglo después de las cazas de brujas. La teoría de la rebelión religiosa pagana de la folklorista Margaret Murray argumenta que la adoración de un antiguo dios con cuernos continuó hasta los tiempos modernos, y fue interpretada como satanismo.

Control social

La teoría del control social argumenta que los gobiernos europeos explotaron el miedo a las brujas como una forma de incrementar la burocracia, centralizar la autoridad gubernamental, imponer uniformidad cultural y tomar control sobre la iglesia. La similar teoría de opresión de la iglesia argumenta que la iglesia cristiana inventó la amenaza de las brujas como una forma de destruir sus oponentes y de expandir sus finanzas. Sin embargo, las cazas de brujas fueron extremadamente violentas, y terminaron causando una convulsión en el estado.

Misoginia

Algunas feministas aseguran que las cazas de brujas se desarrollaron por la misoginia, u odio a las mujeres. Algunos cazadores de brujas como los sacerdotes alemanes del S. XV Heinrich Kramer y James Sprenger, los autores del manual para caza de brujas "Malleus Maleficarum", apuntaban específicamente a las mujeres porque se consideraba que eran fácilmente tentadas por el diablo. La mayoría de las víctimas fueron mujeres. Sin embargo, también hubo hombres entre las víctimas. Por ejemplo, la mayoría de las víctimas rusas fueron hombres. Las mujeres también participaban en las cazas como acusadoras, examinadoras y personal de cárceles.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles