Cualidades de un buen vino

Escrito por emily maggrett | Traducido por sofia elvira rienti
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cualidades de un buen vino
Catar vinos es un arte subjetivo. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La cata de vinos es un arte sumamente subjetivo. Diferentes varietales atraen a los catadores por diferentes motivos. Por ejemplo, si prefieres vinos blancos dulces, un Riesling de bajo precio puede parecerte mejor que un Chardonnay de alta calidad. Sin embargo, existen algunas características generales de un buen vino, las cuales puedes aprender a discernir, con práctica y experiencia, cada vez que degustes algún vino añejo.

Otras personas están leyendo

Cosecha excelente y uvas de alta calidad

En general, los mejores vinos provienen de las uvas de óptima calidad. Muchos tipos de uvas para vinos crecen alrededor del mundo, y el clima de una región particular puede ejercer un efecto enorme sobre el sabor del vino obtenido. Por ejemplo, un Merlot de California tendrá un sabor bastante diferente de uno francés. Debido a esto algunas regiones son famosas por producir excelentes ejemplos de ciertos vinos varietales. El clima también impacta con fuerza en la calidad de un vino dado; por eso algunos años (o cosechas) de un vino en particular se consideran mejores que otros. Si un viñedo tuvo la mala fortuna de sufrir embates climáticos, el vino resultante puede ser malo en consecuencia; ya que la lluvia excesiva, el granizo o el sol pueden provocar un mal desarrollo de las uvas, o aún pudrirlas. Si estás interesado en un vino, evalúa cuál o cuáles años produjeron cosechas particularmente buenas, y cuáles no. También deberías considerar la procedencia del vino. Los Riojas españoles son reconocidos por ser deliciosos, mientras que los de Oregon no lo son.

Cualidades de un buen vino
Las mejores uvas producen vinos óptimos (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Ausencia de defectos

Aun los vinos hechos con uvas de alta calidad pueden tener defectos que tornen al vino casi intomable. La causa de las fallas son los errores que se han producido durante la manufactura del vino. Los defectos comunes incluyen barriles contaminados, corchos deteriorados, exceso de ácido acético, sobre-oxidación, exceso de sulfuro y de sulfuro de hidrógeno. La contaminación de los barriles se debe al almacenamiento del vino en unidades sucias, por lo que el mismo se percibirá rancio. Un producto con fallas en el corcho también tendrá un sabor amargo y agrio. Aquel con exceso de ácido acético tendrá gusto a vinagre, mientras que el que sufrió sobre-oxidación (es decir que estuvo demasiado expuesto al aire) resultará descolorido y tendrá sabor a cereza. El sulfuro muchas veces se utiliza como desinfectante en la manufactura, y su exceso puede destruir el aroma del vino, por lo que causa olor a fósforo quemado. Si los vinos sufrieron una fermentación o almacenamiento incorrecto, tendrán olor a huevos podridos, lo cual es el resultado de un exceso de sulfuro de hidrógeno. Un buen vino no tendrá nunca ninguno de estos defectos.

Cualidades de un buen vino
Un buen vino no debe tener fallas de fabricación. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Equilibrio y complejidad

Los buenos vinos no solamente poseen un gusto agradable; también exhiben sabores intrincados y complejos. Cuando se los examina en el contexto de su tipo (no debes esperar que un Beaujolais Nouveau tenga el sabor de un Cabernet Sauvignon añejo), un buen vino debería desplegar no sólo las características que definen su variedad sino también su propia personalidad. Los taninos y los ácidos deberían equilibrarse con los sabores más dulces y profundos, al producir como resultado un todo que sea más que la suma de sus partes. La complejidad de un vino se juzga por el número de sabores y notas que pueda encontrarse en él, y se considera una marca de calidad importante.

Cualidades de un buen vino
Los buenos vinos son complejos y equilibrados (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Aroma fragante

Otro importante marcador del vino de calidad es el aroma principal, o "nariz". Mientras que unos pocos vinos tienen malas narices, y viceversa, en general el aroma del producto predice en forma segura su excelencia (debido a esto, algunos catadores de vino piden oler el corcho cuando lo ordenan en un restaurante). El aroma posee realmente un rol significativo en la manera en que experimentamos los sabores, por lo cual el olfato puede, definitivamente, mejorar nuestra experiencia al beber. Antes de beber tu vino, hazlo girar y huélelo. Cuanto mejor huela, mejor será su sabor.

Cualidades de un buen vino
Diferentes clases de vinos (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Buenas calificaciones y reseñas

Las calificaciones y reseñas para una botella de vino dada también pueden ayudarte a determinar si es la correcta para ti. Además de la cantidad de bases de datos en línea que contienen miles de reseñas de expertos y aficionados sobre vinos, también existen varios críticos de vino reconocidos que reseñan y califican productos. Revistas como El espectador de vinos y críticos como Robert Parker y Jancis Robinson proveen calificaciones y descripciones de muchos vinos, las cuales pueden ser de mucha ayuda para el enólogo neófito.

Cualidades de un buen vino
Busca asesoramiento para elegir un buen vino (Creatas/Creatas/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles