DESCUBRIR
×

Cuatro tipos de conservación del suelo

Actualizado 17 abril, 2017

El suelo es uno de los recursos más importantes. Dependemos de un buen suelo para la agricultura, los sistemas de filtración y la protección contra los elementos dañinos. Debido a que el uso excesivo de la tierra, hoy en día la erosión del suelo es un problema global, pero todos podemos aprender cómo protegerlo y ayudar a mantener a nuestro planeta saludable.

Comstock/Comstock/Getty Images

Erosión del suelo

La erosión del suelo ocurre de dos maneras. La erosión natural proviene de la desintegración de las rocas u otros materiales durante millones de años; la erosión acelerada sucede por la agricultura excesiva, la remoción del suelo y otras actividades del hombre.

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Técnicas de agricultura

Las técnicas de conservación de las tierras de labranza, como la siembra en contorno, la rotación de cultivos y la siembra en franjas, revigorizan el contenido del suelo y previenen la erosión.

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Conservación de la labranza

Las prácticas de conservación de la labranza, como la siembra en franjas, en crestas, en mantillo o sin labranza, dejan en el lugar una buena proporción de materiales ricos en nutrientes orgánicos y conservan la capa superficial del suelo.

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Arado de contorno y terrazas de banco

El arado de contorno y las terrazas de banco son técnicas efectivas para la conservación del suelo. Los arados de contorno protegen a la tierra de la escorrentía del agua, y las terrazas de banco reciclan la materia orgánica de una terraza a la siguiente.

Evans/Valueline/Getty Images

Cultivos cubiertos

Los cultivos cubierto,s como la avena, el trigo o el centeno, en tierra sin uso, contribuyen a la formación de materia orgánica protegiendo la superficie del suelo del viento y la erosión del agua.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images