DESCUBRIR
×

Datos curiosos sobre los perros Schnauzer

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Introducción

Los orígenes de la raza de perros Schnauzer se sitúan en Alemania, principalmente en Württemberg, Baden y en Baviera. El nombre proviene de la palabra alemana schnauze, que significa “perro de hocico barbudo”. De hecho su nariz es muy peculiar, y su flequillo y sus largas barbas le dan una apariencia única. De carácter vivo y gran resistencia, estos perros eran excelentes guardianes y solían acompañar a las carrozas en largos viajes. Como se llevaban muy bien con los caballos, recibieron el nombre de "grifones de caballería". También se le llamaba Perros de Múnich.

Apple Tree House/Lifesize/Getty Images

El Pinscher Schnauzer Klub

En 1895 un grupo de aficionados fundó el Pinscher Schnauzer Klub, dedicado a mejorar la raza y crear un estándar. La actual calidad de razas tiene sus orígenes en este club. En 1898 nació un schnauzer al que llamaron Jocco Fulda Liliput (en relación a los liliputienses que aparecen en la novela Los Viajes de Gulliver). Este fue el primer pinscher de pelo duro clasificado como miniatura, un predecesor de los schnauzers. A partir de 1910 a esta raza se le denominó Zwergschnauzer.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

El Schnauzer en el arte

Las primeras imágenes del schnauzer aparecen en cuadros de los siglos XIV, XV y XVI. El pintor Alberto Durero (1471-1528) lo incluyó en su obra Virgen con animales. Se cree que Durero tenía un Schnauzer, pues el mismo perro aparecía en sus cuadros a lo largo de los años. Lucas Cranach "el viejo" (1472-1553) también pintó un perro de esta raza en un tapiz titulado La Corona de Espinas. Rembrandt dibujó varios schnauzer, y lo mismo hizo el pintor inglés Sir Joshua Reynolds (1723-1792). Esto parece indicar que esta raza ya estaba presente en Inglaterra en el siglo XVIII.

Werner Rings/Valueline/Getty Images

Un perro con tres tamaños

Los criadores cruzaron Schnauzer Medianos con perros grandes como el Alano Negro y el Boyero de Flandes, obteniendo la variedad Schanuzer Gigante. Los tres tamaños oficiales de Schnauzer (miniatura, mediano y gigante) se hallan reconocidos por la Federación Cinológica Internacional (FCI). El Schnauzer Gigante era capaz de soportar el riguroso clima alpino, y por ello los ganaderos lo utilizaron para proteger el ganado y el hogar. Ya en el siglo XX, se lo comenzó a utilizar como perro de guardia en cervecerías y carnicerías. Durante las dos guerras mundiales ayudó en la Cruz Roja y en las trincheras.

Duncan Smith/Photodisc/Getty Images

Un guardián muy listo

Las tres razas de schnauzer son robustas y resistentes. Soportan muy bien el frío, el calor y la humedad, y gozan de buena salud. Requieren de pocos cuidados, pero deben hacer ejercicio diario y hay que cortar su grueso pelaje con la técnica del “stripping”. Esta raza ocupa la doceava posición mundial en capacidad de aprendizaje, lo cual significa que necesitan entre 5 y 10 repeticiones para entender lo que les enseñas. Tienen buenos reflejos, son fieles, obedientes y muy protectores. Cuando se relacionan con otros perros enseguida asumen el papel de líderes, por su fuerte temperamento.

Photodisc/Photodisc/Getty Images

Los Schnauzer Miniatura

Los Schnauzer Miniatura son muy inteligentes y amistosos. Muy leales con sus dueños, tienden a deprimirse si no reciben suficiente atención de los humanos. Su punto débil son los defectos genéticos oculares, por lo que si adquieres un cachorro debes asegurarte de que no aparezca esta patología en sus líneas de sangre. Es muy recomendable revisar su dentadura para evitar la acumulación de sarro y evitar infecciones en sus dientes. Llévalo al veterinario de vez en cuando para que le haga una limpieza bucal. Como a todo perro, debes desparasitarlo cada cuatro a seis meses y vacunarlo anualmente.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Schnauzers y niños, los mejores amigos

El schnauzer es un perro alegre, vital, y tan juguetón como los niños, por lo que se lleva muy bien con ellos. La convivencia entre niños y Schnauzer Medianos o Miniatura es excelente, por lo que esta raza se considera un auténtico perro de familia. Cuando se hace adulto se vuelve tranquilo y es capaz de proteger a los pequeños de cualquier peligro. Si hay visitantes irá a examinarlos antes de dar el visto bueno. Y es que hace todo lo posible por complacer a la familia, en cuya compañía realmente disfruta.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Muchos colores, pocos centímetros

Los colores negro y sal y pimienta están reconocidos por la Federación Cinológica Internacional (FCI) en los tres tamaños de Schnauzer (miniatura, mediano y gigante). En el Schnauzer Miniatura hay dos colores añadidos: el blanco con negro y el plata. El ejemplar de menor tamaño reconocido por el Club Norteamericano del Schnauzer Miniatura es el que presenta una altura a la cruz entre los 30 y 35 centímetros, según el estándar de la raza. En algunos países se han hecho famosos ejemplares incluso más pequeños, con el nombre de Schnauzer Toy.

Al Barry/Valueline/Getty Images

¿Se debe cortar el rabo a los perros Schnauzer?

La amputación del rabo y las orejas en algunas razas han sido corriente en perros de guarda y defensa, para evitar que estas partes puedan ser dañadas en caso de pelea. Pero la tendencia que actualmente se impone en muchos países es prohibir dichos cortes, por lo que hay que consultar la normativa antes de efectuarlos. El reglamento de las exposiciones caninas ha tenido que amoldarse a las nuevas normas, admitiendo ejemplares enteros, sin amputaciones. Lo que sí debes hacer es revisar sus orejas si no están operadas, para evitar otitis. También conviene depilar sus oídos mensualmente.

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Comunícate con tu perro

Los ladridos de un perro no son siempre iguales ni tienen el mismo significado. Por lo general sirven para proteger el territorio, avisando de un peligro. Los perros domésticos han desarrollado un código básico con tres tipos de ladridos: El ladrido continuo y rápido advierte la presencia de intrusos. Cuando se convierte en gruñido, indica que el perro está ya listo para defenderse. Los ladridos también sirven para comunicar al perro con sus dueños. Si te recibe con un ladrido corto y agudo, quiere decirte que se encuentra molesto. Un ladrido entrecortado significa que quiere jugar contigo.